Jack Durandeu (La voz de Biarritz): «Trabajando como bombero formé con compañeros mi primera banda»

Jack Durandeu minutos antes de actuar con su banda, 'Fire Jam', compuesta por bomberos de Hendaya.
/
Jack Durandeu minutos antes de actuar con su banda, 'Fire Jam', compuesta por bomberos de Hendaya.

Este joven de Biarritz, pero con voz irundarra, compagina su trabajo de Policía Municipal con su faceta de cantante en una banda y en musicales

YLENIA BENITO BIDASOANDV@GMAIL.COM

Su sonrisa era distinta debido a los cuatro incisivos de más en su dentadura. También su voz que podía escalar de lo más grave a brillar con vibratos irregulares y rápidos. Algo casi único o, al menos, inolvidable. Si cierran los ojos y le damos al play, seguro que reconocen al gran Freddie Mercury. Nadie canta como él y tampoco nadie se mueve como él sobre un escenario, ni interpreta cada canción como si fuera el himno de nuestra vida. Y eso que muchas de las canciones de Quenn lo son, al menos para Jack Durandeu. Nuestro protagonista sueña con actuar como Mercury en Wembley ante cien mil personas. De momento, lo hace ante seis mil con su banda y ante otro buen puñado como protagonista de musicales. Como diría Freddie: «show must go on».

-Supongo que habrás visto la película del momento: 'Bohemian rhapsody'...

-¿Qué si la he visto? (Risas) ¡Tres veces! Es increíble. Cuánto me hubiera gustado estar ahí, en Wembley. Freddie Mercury es mi ídolo, desde siempre.

-Como a Freddie, ¿a ti también te vieron el talento desde pequeño?

-Bueno, no sé si me veían talento, pero el caso es que en cualquier obra o concierto del colegio me ponían en primera fila. Yo ahí no me daba cuenta de que se me daba bien cantar... Era una parte de mí que estaba tapada.

-¿No te gustaba cantar?

-Sí, sí me gustaba. De hecho, era mi vía de escape. Mi momento. Me encerraba en mi cuarto y sin que nadie me escuchara cantaba.

-Los jóvenes de ahora dicen que se graban para 'youtube', ¿qué hacías tú?

-Entonces no existía 'youtube' como ahora. Yo solo cantaba y disfrutaba con ello. Ha sido ahora cuando me he animado a grabarme y subir mis vídeos a Instagram.

-¿En qué momento hiciste público tu talento?

-(Risas) Mi familia y mis amigos más cercanos sí sabían que cantaba. Ellos siempre me decían que cantaba muy bien, pero no fue hasta los 20 años que mi pareja actual me animó a ponerme en serio con esto de la música.

-¿Qué hiciste?

-Empecé a grabar 'covers' que subía a Instagram. Empecé a tener muchos visionados, así que me animé a dar un paso más. Siempre me había gustado bailar y me apunté a Pauso-K para probar. Me enganché. Hice contemporáneo y también me animé con el hip-hop.

-Empiezas a ser un artista polivalente, cantas y bailas...

-Sí. Mi madre era profesora de baile. Hizo su carrera embarazada de mí, así que algo se me ha pegado. Mis hermanos son muy rígidos, pero a mí siempre me ha gustado bailar. (Risas) Y ahí en Pauso-K surgió la idea de participar en el musical de 'La Bella y la Bestia'.

-Seguro que Paula Bujanda detectó tu talento nada más entrar.

-(Risas) Fue ella la que me llamó, sí. Me dijo: «Jack, tengo una idea un poco loca, pero quiero hacer un musical y quiero que tú seas uno de los protagonistas».

-Y te convertiste en la Bestia.

-Efectivamente. Antes ya había cantado algún tema de la película. Lo cierto es que justo antes se había estrenado la película y yo me grabé cantando el tema principal. Subí el vídeo a Instagram y es de los más vistos. Creo que tengo más de diez mil visionados.

-Diez mil visionados más los cientos de espectadores que tuvo el musical, ¡todo un éxito!

-Sí, sí. ¡Hasta nos pidieron repetir! Estrenamos el musical y unos meses después había tanta demanda, que lo volvimos a hacer. Fue increíble.

-¿Cómo fue verte sobre el escenario convertido en Bestia?

-Fue una de las mejores experiencias que he vivido. Recuerdo que días antes cogí una faringitis, en los últimos ensayos estaba enfermo. El traje daba mucho calor, pero cuando me subí al escenario... ¡se me olvidó todo! Fue precioso.

-La belleza está en el interior y tu talento sobre el escenario, ¿continuaste cantando?

-Sí, sí. Ya nunca he dejado de hacerlo. Entre los musicales que surgen y la banda en la que estoy, ¡sigo adelante!

-¿Tienes una banda?

-Sí, 'Fire Jam' se llama. 'Fire', de fuego y 'Jam', de mermelada en francés.

-Intuyo que el nombre tiene algún significado especial...

-Bueno, es un nombre que elegimos rápido y que tenía que ver con nosotros. Somos todos bomberos.

-¿Tienes una banda de bomberos?

-(Risas) Sí, hice las oposiciones para bombero y he sido durante unos cuantos años bombero en Hendaya. Trabajando allí encontré a compañero geniales y grandes músicos. Allí, de guardia, surgió la banda. Hemos actuado en un montón de sitios y ante seis mil personas. Nos hemos hecho un poco famosos, sí.

-Con música, curiosa forma de apagar fuegos.

-Sí, ¿verdad? Empezamos actuando en las fiestas de los bomberos que se organizan en cada ciudad y de ahí nos han salido un montón de actuaciones más. Estoy muy contento. Ahora compagino mi trabajo como Policía Municipal con la banda y las clases de canto grupales en la escuela Pauso-K.

-¡Ah! ¿Ya no eres bombero?

-No, ahora trabajo como Policía Municipal. Además, a raíz del éxito de ese primer musical de Pauso-K, el de 'La Bella y la Bestia', Paula Bujanda volvió a llamarme con otra idea loca. (Risas) Me propuso dar clases de canto grupales, dirigidas a musicales. Y ahí estoy. Tengo un grupo de dieciséis personas con mucho talento.

-Igual descubres tú a la próxima Amaia, Aitana o Ana Guerra.

-(Risas) Cómo se nota el éxito de programas como 'Operación Triunfo'. El día que hicimos el casting para empezar las clases, las más jovencitas cantaban todo el rato canciones de Amaia o Aitana.

-¿Cómo son esas clases?

-Nos juntamos una vez a la semana. La idea es trabajar la voz, pero también la interpretación. El objetivo es coger confianza y una base para actuaciones como un musical. La gente me ha sorprendido mucho. Hay mucha gente que no es consciente de lo que tiene en su garganta. Yo les digo que no se escondan, que tienen que saber que son capaces. Me doy cuenta de que muchos solo necesitan un empujón.

-Así se empieza, ¿no? Escondido en la habitación...

-Pues sí, yo les comprendo porque yo empecé así. En clase nos lo pasamos muy bien, estoy muy contento. Pronto podremos ver los resultados en el próximo musical, el de 'Frozen', que es el 22 de diciembre en Ficoba.

-¿Hasta dónde te gustaría llegar con tu voz, Jack?

-Yo desde siempre, antes de que saliera la peli, soy fan de Queen y sobre todo de Freddie Mercury. Uff, he visto la película ya tres veces. Veo las escenas de ese concierto en Wembely y se me pone la piel de gallina. Eso quiero yo, actuar con una banda ante ochenta mil personas.

 

Fotos

Vídeos