Los iruneses Ekhi e Issey Martínez Imai entran en el programa estatal de 'Jóvenes Talentos'

En familia. Los hermanos Issey y Ekhi Martínez Imai, con sus violines, preparados para un ensayo. /
En familia. Los hermanos Issey y Ekhi Martínez Imai, con sus violines, preparados para un ensayo.

Los hermanos violinistas son dos de los 18 seleccionados entre músicos de todas las especialidades instrumentales

MARÍA JOSÉ ATIENZA IRUN.

La cuarta edición del proyecto 'Jóvenes Talentos', puesta en marcha por el Ministerio de Cultura, con la colaboración de la Orquesta Sinfónica de Madrid y el Teatro Real, vuelve a tener presencia irunesa, ya que dos de los 18 músicos seleccionados en todo el Estado y entre todas las especialidades instrumentales, han sido los hermanos Ekhi e Issey Martínez Imai.

El más joven de ellos, Issey, de 13 años, es alumno de 5º curso de Grado Profesional en el Conservatorio Municipal de Irun, mientras que su hermano mayor, Ekhi, de 16 años, estudia, de manera excepcional, desde 2016, en el Centro Superior de Música del País Vasco Musikene.

El pasado mes de julio, ambos jóvenes ya dieron otra buena noticia, al conseguir, en sus respectivas categorías, en el Concurso Internacional de Violín Marie Cantagrill, celebrado en Saint Lizier (Francia), sendos primeros premios, que sumaron a su ya larga lista de galardones.

La selección para el programa 'Jóvenes Talentos' les llevará, hasta en tres ocasiones, a Madrid y les permitirá actuar como solistas o en compañía de otros jóvenes en conciertos que se celebrarán en el Auditorio Nacional. El proyecto impulsado por el Ministerio de Cultura para ayudar a crecer a músicos precoces incluye, además, un Programa de Orientación y Mentorazgo con destacados artistas y pedagogos, que aconsejan y estimulan a los jóvenes en el siempre difícil camino académico y laboral de la música clásica.

Aunque ninguno de los hermanos Martínez Imai debuta en el programa de 'Jóvenes Talentos' (es la cuarta vez que seleccionan a Ekhi y la segunda para Issey), ambos se mostraban felices por contar con esta nueva oportunidad para reforzar su formación como violinistas. Además, para la familia de músicos de la que provienen, es un orgullo que dos de sus miembros formen parte de este proyecto.

«Estoy muy contento», decía Ekhi. «Conozco el programa y está muy bien. De momento, no nos han comunicado las fechas concretas en las que tendremos que ir a Madrid, pero ya nos han dicho que serán tres encuentros: uno en diciembre, otro en febrero y otro en marzo. Suponemos que los conciertos serán en marzo y en los otros dos encuentros estaremos con los mentores y realizaremos ensayos para preparar las actuaciones. Tampoco sabemos, de momento, si seremos solistas o si acompañaremos a otros compañeros del programa».

Ekhi, que en Irun ha estudiado con la profesora Raffaella Acella, tiene como mentora en Madrid a la violinista japonesa Shoko Muraoka. «El primer año te asignan un mentor y si continúas en el programa, sigues con el mismo, porque así la relación que se establece entre alumno y mentor es más estrecha», explica el joven músico.

Además de los tres encuentros personales que los seleccionados mantienen con el mentor, las nuevas tecnologías facilitan el contacto, siempre que sea necesario. «Enviamos vídeos con nuestras audiciones para recibir consejos o correcciones y nos comunicamos por correo electrónico».

Entre Ekhi e Issey «no hay mucha rivalidad», asegura el mayor de los hermanos, «porque nos llevamos tres años de diferencia, que creo que es un margen suficiente como para que no la haya».

«Para mí, desde pequeño», añade Issey, «Ekhi ha sido un ejemplo a seguir. Al tener tres años más que yo, he ido viendo cómo evolucionaba él y me he ido fijando en lo que hacía, tratando de imitarle».

El hecho de tener padres músicos «nos ha influido muchísimo», dicen, a la hora de hacer frente a cuestiones complicadas para chicos jóvenes, como son las horas extra de estudio. «Hemos escuchado música en casa desde que tenemos conciencia y para nosotros, dedicar horas al violín ha sido algo normal». Eso sí, procuran no ensayar bajo el mismo techo. «Normalmente, yo ensayo en el Conservatorio y mi hermano en casa», aclara Ekhi. «Así nos podemos arreglar mejor».

La delegada de Educación del Ayuntamiento, Mónica Martínez, ha felicitado a los jóvenes violinistas iruneses y al profesorado del Conservatorio Municipal. «Enhorabuena a Issey y Ekhi, por este nuevo éxito para sus prometedoras carreras. Es una gran noticia para ellos y, sin duda, también lo es para la familia del Conservatorio de Irun».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos