El irunés Mikel Iturria rinde homenaje «al periodismo independiente»

En la librería. Mikel Iturria presentó en su ciudad 'Javier Ortiz. Talento y oficio de un periodista'. /  F. DE LA HERA
En la librería. Mikel Iturria presentó en su ciudad 'Javier Ortiz. Talento y oficio de un periodista'. / F. DE LA HERA

Presentó en Brontë Liburu-denda su libro dedicado a Javier Ortiz, con una selección de las columnas y otros textos del periodista donostiarra

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.

«Este libro no es únicamente un homenaje a un periodista 'rara avis', uno de esos que no tienen reparo en poner el dedo en la llaga: es un homenaje al periodismo independiente, a los periodistas que se enfrentaron al poder y no callaron cuando callar era la opción más sencilla». Este es el primer párrafo de la contraportada de 'Javier Ortiz. Talento y oficio de un periodista', presentado el jueves en la librería Brontë de la calle Mayor.

Su editor, Mikel Iturria, irundarra afincado en Eibar, que lleva más de una década dedicado a la comunicación cultural institucional, conoció a Javier Ortiz en el año 2000, y es el coordinador de la web del periodista donostiarra, desde que éste falleciera, en abril de 2009. Iturria estuvo acompañado en la presentación del libro por Iñaki Urdanibia, exprofesor del Pío Baroja,que compartió exilio en París con Javier Ortiz y Nerea Lizarralde, periodista y directora de Irutxuloko Hitza.

«Soy de Irun, pero más concretamente de Ventas, y me apetecía bastante presentar este libro aquí», dijo Mikel Iturria ante los asistentes a la presentación, que completaron el aforo de Brontë Liburu-denda

Javier Ortiz era el sexto hijo de una maestra irunesa, María Estévez. Se inició en el periodismo siendo muy joven, en publicaciones clandestinas. Pasó por la cárcel, vivió el exilio en Burdeos y París y a su vuelta, trabajó en distintos periódicos, entre ellos 'Liberación', 'El Mundo' y 'Público', donde ejerció cargos de responsabilidad.

En el año 2000 puso en marcha una web, que alimentaba diariamente con apuntes bajo el título 'Diario de un resentido social' . A través de esa página, Mikel Iturria se convirtió en uno de sus lectores y entró en contacto con él.

Décimo aniversario

La idea del libro comenzó a tomar cuerpo en 2017, con el objetivo de que dos años más tarde, en el décimo aniversario del fallecimiento del periodista, los artículos de Javier Ortiz tuvieran su antología en papel.

La mayor parte de los textos seleccionados, alrededor de un centenar de los más de 5.000 que pudo escribir en su dilatada carrera, son columnas publicadas en el diario 'El Mundo'. «Javier tenía más de 40 años como periodista, que dividía en dos etapas: el periodismo militante y el periodismo comercial. Su primera etapa le preparó mejor para la segunda, para descubrir la carga ideológica de los escritos y hurgar en las trampas del lenguaje», comentó Mikel Iturria. «Era un periodista que no escribía al dictado y no era un cínico, ni un dogmático. Era una persona que te daba herramientas para que razonaras y pudieras tener tu propia opinión».

Iñaki Urdanibia describió a Javier Ortiz como «el Pepito Grillo del pensamiento dominante» y dijo que sus textos «deberían ser de lectura obligada en las escuelas de Periodismo».

Durante la presentación del libro, Iturria relató varias anécdotas del periodista donostiarra, una de ellas vivida en Irun. Siendo aún muy joven, Javier Ortiz se presentó un día en la casa de Jorge Oteiza, cuando el escultor vivía en la entonces avenida de Francia. Había leído el 'Quosque tandem' y quería conocer personalmente a su autor. La mujer de Oteiza le abrió la puerta. «Yo escribo y quiero conocer a Oteiza», le dijo Javier. «¡Jorge, aquí hay un chaval que quiere conocerte!» , gritó Itziar y le hizo pasar. «Estuvieron hablando. El escultor le animó a que trajera sus escritos. Volvió con ellos. Oteiza los leyó y le dijo: 'tienes que dedicarte a esto' y una frase que le marcó: 'Nunca malogres tu carrera de perdedor con un éxito de mierda'».