El Gran Premio San Pedro-Clásica de Irun de amateurs se acerca a su edición número cien

Un grupo de corredores en la meta en el paseo Colón./F. DE LA HERA
Un grupo de corredores en la meta en el paseo Colón. / F. DE LA HERA

El catalán Roger Adrià llevó a buen puerto su escapada y se impuso en el paseo Colón

I.A.IRUN.

Vuelta al Bidasoa y Gran Premio San Pedro son las dos grandes citas que ofrece cada año el ciclismo en nuestra ciudad y la segunda de ellas está últimamente más en boca de todos. Los últimos años, cada vez que se anunciaba una nueva edición, llamaba la atención el número. Poco a poco ha llegado ya a 99 ediciones, lo que significa que el año que viene esta prueba se convertirá en centenaria.

Es la prueba más antigua del calendario estatal amateur y el hecho de tener a la vuelta de la esquina esa edición número cien implica que el Club Ciclista Irunés está poniendo más mimo, si cabe, en la organización de la carrera. Sin duda, la carrera de San Pedro del próximo año será especial. Además, en 2019 el club cumplirá cincuenta años.

En lo que se refiere a la prueba de este año, estuvo bendecida por el buen tiempo y prácticamente monopolizada por el equipo Lizarte.

A él pertenece Roger Adrià, que se impuso en solitario con un tiempo de 2.43:32 después de los 117 kilómetros. Ganó con casi un minuto de ventaja sobre su compañero José Félix Parra y Jon Agirre, del equipo Gipuzkoa. El premio de la montaña fue para José Félix Parra y el Lizarte se impuso en la clasificación por equipos.

En cuanto a la participación irundarra, en esta ocasión había cuatro corredores en la línea de salida: Unai y Josu Iglesias con el equipo Iza-Maestre, Aitor Altuna del Baqué y Ander Vidaurreta, del Grupo Eulen. Por tercer año consecutivo, el mejor ciclista local fue Unai Iglesias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos