El Gobierno adjudica el proyecto de urbanización de Juan Vollmer

Infografía que muestra el aspecto que tendrá la plaza Juan Vollmer una vez concluyan los trabajos de urbanización. /
Infografía que muestra el aspecto que tendrá la plaza Juan Vollmer una vez concluyan los trabajos de urbanización.

El inicio de las obras está sujeto a la conclusión de un procedimiento medioambiental, que se espera se resuelva «en un par de semanas»

JOANA OCHOTECO IRUN.

La Junta Local de Gobierno aprobó ayer la adjudicación de las obras de reurbanización de la plaza Juan Vollmer, en Palmera Montero. La delegada de Vía Pública y Obras, Cristina Laborda, anunció que la previsión es que los trabajos comiencen dentro de un mes. Teniendo en cuenta que el plazo de ejecución de los mismos es de siete meses, la reurbanización concluiría a principios del próximo verano. Las obras han sido adjudicadas a la empresa Urbycolan por un importe de 1.119.733,20 euros.

Queda un último trámite para que las obras puedan comenzar: el Gobierno municipal está a la espera de recibir una autorización del Gobierno Vasco. «Debido al pasado industrial de esa zona, el suelo está catalogado como potencialmente contaminado», explicó la delegada. Por ello, ha sido necesario completar «un procedimiento medioambiental muy complejo». No obstante, «ese proceso está prácticamente finalizado» y se resolverá «en un par de semanas».

«Hasta que no tengamos la autorización del Gobierno Vasco no podremos iniciar la obra, pero no hemos querido retrasar el proyecto ni un minuto más de lo necesario» y, por eso, «el proceso de licitación» de las obras se ha realizado «en paralelo» al medioambiental.

En los últimos quince años, el ámbito Palmera Montero ha experimentado un desarrollo urbanístico que lo ha convertido en un nuevo barrio de la ciudad en el que, sin embargo, quedaba «la asignatura pendiente» de Juan Vollmer: una enorme plaza en un estado precario, actualmente habilitada como zona de aparcamiento provisional.

Estudio sobre aparcamiento

A finales de 2016, el Ayuntamiento puso en marcha un proceso de participación con vecinos del barrio para dar forma al proyecto de urbanización de la plaza. Cristina Laborda señaló que en dicho proceso, en el que participaron «más de un centenar de personas», se planteó la dicotomía entre generar un ámbito «completamente público, con zonas verdes, juegos infantiles y espacios de encuentro», o compaginar esos usos «con aparcamientos. Es un debate que suele surgir en todos los procesos de participación unidos a una obra: cuánto espacio ganamos para todos, y cuánto dejamos para los vehículos». La delegada defendió la premisa de que «una ciudad más amable se crea ganando espacio para todos», y argumentó que la mayoría de las aportaciones recabadas durante el proceso de participación iban en ese mismo sentido; si bien el del aparcamiento fue uno de los temas «que más debate suscitó entre los vecinos».

De este modo, la futura plaza Juan Vollmer tendrá zonas verdes, un par de áreas de juegos infantiles que estarán cubiertas, aparatos de gimnasia para personas mayores, zonas de estancia con mesas de picnic, varias fuentes y un rocódromo. Habrá también un kiosco o elemento similar, cubierto y destinado a estancia. La plaza estará atravesada por varios caminos peatonales.

Cristina Laborda añadió que, cuando se realizó el citado proceso de participación, el Gobierno se comprometió con los vecinos a realizar un estudio de aparcamiento que analice la actual situación de Palmera Montero. «Ya está prácticamente terminado», anunció la delegada, «y en un par de semanas habrá una reunión pública para poner sobre la mesa los datos de aparcamiento en el barrio».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos