«La gente viene a por los clásicos»

Varios visitantes consultan películas en uno de los stands instalados ayer en el Ensanche. / F. DE LA HERA
Varios visitantes consultan películas en uno de los stands instalados ayer en el Ensanche. / F. DE LA HERA

La Feria de Coleccionismo de Irun ofreció ayer en la plaza del Ensanche música, cine, cómics y objetos de colección para todos los gustos

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.

La Feria de Coleccionismo de Irun nos brinda cada año la oportunidad de reencontrarnos con objetos que nos resultan familiares y cercanos, así como de descubrir otros que nos son ajenos, aunque no menos interesantes y curiosos. La música, el cine y el cómic son las tres grandes patas sobre las que se asienta esta feria. La cuarta está compuesta por una amalgama variadísima de artículos coleccionables como llaveros, ceniceros, mecheros, juguetes de latón, postales, figuritas, pins, monedas y clicks de Famobil, por citar sólo algunos.

La Feria de Coleccionismo se ha convertido en una cita clásica del verano irunés, que atrae cada año a cientos de compradores y curiosos. Y son, precisamente, los clásicos de la música y del cine los más demandados en los expositores de la plaza del Ensanche. Los hermanos Josema e Iñigo Martínez no fallan al frente de sus respectivos stands de discos y películas. Ayer a mediodía, ambos se mostraban optimistas con la marcha de la feria. «Estoy contento, porque llevamos sólo dos horas y ya he tenido varios compradores», decía Josema Martínez. «Me han pedido Sabina, clásicos de la música jamaicana, Beach Boys... Cada persona es un mundo y tiene un gusto distinto y aquí hay mucha variedad».

Pero lo que más sale del stand musical son los LP en vinilo de los clásicos. «Elvis, Beatles y Rolling Stones no fallan nunca», añade Josema, «y hay otros como Led Zeppelin, Pink Floyd, Eric Clapton... que venden cada año».

Rock euskaldun, grupos y solistas del pop español de los 60 y 70, bandas internacionales como Status Quo, Deep Purple, Queen, Aerosmith o Roxy Music... Cientos de vinilos de distintas épocas y para todos los gustos se exponen en el stand más visitado de la feria, que no sólo ofrece música. En uno de sus extremos, se apilan decenas de cómics e historietas, donde héroes como 'Batman', 'Superman' y 'Spiderman' conviven con antihéroes como 'Mortadelo y Filemón'.

Otro de los expositores más atractivos fue el de la imponente colección de películas de Iñigo Martínez. Además de cientos de DVDs, el coleccionista irundarra llevó a la feria, carteles, programas y fotocromos, que tienen sus compradores. Pero lo que más vende Íñigo cada año son las películas. «Hay muchas y muy buenas, títulos históricos y clásicos. Hace un momento se han llevado 'Ciudadano Kane' y 'Extraños en un tren'», decía mientras atendía a una clienta que acaba de comprar 'Anatomía de un asesinato', 'Blade Runner' y 'Al final de la escapada'.

Fuera de las tiendas

«La gente busca, sobre todo, los clásicos, títulos que no encuentra en las tiendas porque están descatalogados», comentaba Íñigo.

A su lado se instaló este año en la feria Jesús Vicuña, coleccionista de monedas, insignias militares, pins, clicks de Famobil y objetos variados y tan curiosos como un pequeño estuche de cuero para guardar rapé, «un preparado de tabaco que se aspira por la nariz», explicaba Jesús.

Un joven ucraniano de nombre Cristian le acababa de comprar una moneda de su país. «Me ha hecho mucha ilusión encontrarla. Es para mis padres», decía Cristian. «He comprado otra rusa, otra de la Francia ocupada por los nazis y una del Mundial de Futbol de España».

Pero el artículo que más sale del stand de Jesús Vicuña «son las insignias militares. Se venden mucho y también se venden muchísimo los clicks de Famobil».

Igual que los Beatles, «los clicks de Famobil nunca fallan».