Finaliza una pretemporada con pocos amistosos y mucha carga física

Etxaburu dirige el balón en el choque del pasado viernes ante el Lagun Onak en el Stadium Gal.
/F. PORTU
Etxaburu dirige el balón en el choque del pasado viernes ante el Lagun Onak en el Stadium Gal. / F. PORTU

Alberto Iturralde podría tener a todos sus hombres disponibles para el inicio liguero El Real Unión debutará este sábado (20.30) con una visita al Calahorra

E.P.IRUN.

Llegó la hora de la verdad. El próximo sábado en La Planilla (20.30 horas) el Real Unión empezará a recoger lo sembrado en una pretemporada que dio comienzo el 11 de julio. Han sido siete semanas y media de preparación en las que los partidos amistosos han pasado a un segundo plano y ha ganado protagonismo el trabajo físico, el día a día. Alberto Iturralde ha querido aprovechar el periodo estival para trabajar con tranquilidad. Otros equipos optan por disputar un encuentro cada tres o cuatro días pero el técnico txuribeltz ha preferido acumular trabajo diario y dotar a los suyos de una base aeróbica que permita mantener una regularidad durante todo el curso.

Los contratiempos han llegado en forma de lesión en las últimas semanas y han condicionado las alineaciones de los partidos. Javi Martínez no ha podido participar en ninguno de los choques de la pretemporada por un esguince de tobillo y Mikel Orbegozo disputó sus primeros minutos ante el Lagun Onak el pasado viernes. Las bajas de los dos atacantes, que ya se ejercitan con normalidad, han limitado las posibilidades en esa zona del campo. Alberto Iturralde ha podido repartir pocos minutos en una delantera en la que Galán ha figurado como único hombre de referencia.

27 de julio
Real Unión 1-0 CD Vitoria en Gal. Gol de Mario Capelete.
3 de agosto
Sanse 1-0 Real Unión en Zubieta.
10 de agosto
Osasuna Promesas 2-1 Real Unión, en Mendigorria. Gol de Yoel Sola.
16 de agosto
Real Unión 1-1 Lagun Onak, en Gal. Gol de Mikel Orbegozo.
17 de agosto
Amorebieta 3-2 Real Unión, en Urritxe. Goles de Álvaro Telis y Endika Galarza.

Hasta ocho jugadores han sido los que han tenido alguna molestia en este periodo. Gorka Larrucea tuvo que esperar hasta el último choque del verano, el del sábado ante el Amorebieta, para enfundarse la camiseta txuribeltz por primera vez y otros como Mikel Azkoiti, Mario Capelete, Yoel Sola, Endika Galarza o Aritz Borda también han tenido que bajar el ritmo de entrenamientos en algún momento para recuperarse de pequeños problemas.

La cantidad de inquilinos de la enfermería ha propiciado que Alberto Iturralde haya tenido que echar mano de un buen puñado de chavales del segundo equipo para completar las alineaciones de los cinco partidos que se han disputado. Agerralde, Sáez de Asteasu, López, Muguruza, Celihueta o Fernández de Ávila han entrado en la dinámica del primer equipo en este periodo preparatorio y podrían tener algún minuto durante la temporada. Agerralde quizás sea el que parta con más opciones teniendo en cuenta que Estrada no posee un sustituto específico en el lateral derecho.

La primera sesión del 11 de julio arrancó con varios jugadores a prueba. Algunos no tardaron en hacer las maletas pero uno de ellos ha convencido a Alberto Iturralde y formará parte de la plantilla del próximo curso. El central uruguayo Álvaro Telis ha demostrado buenas maneras en los amistosos y se convertirá en una opción más para el centro de la zaga en cuanto resuelva la documentación pertinente. Su agresividad en las disputas, su buen desplazamiento de balón y su envergadura le vendrán bien a un Real Unión que afrontó el verano falto de efectivos en esa posición. Con Borda, Galarza, Azkoiti, el propio Telis, y la versatilidad de Senar, la zona queda cubierta.

Incógnitas en el once

Los resultados de los cinco partidos disputados no han sido demasiado esperanzadores, aunque hay que cogerlos con pinzas y las cautelas propias de la altura del año en la que nos encontramos. La cantidad de bajas y la mezcla de jugadores del primer y segundo equipo han impedido ver un once reconocible en los choques ante Vitoria, Sanse, Osasuna B, Lagun Onak y Amorebieta.

Tres derrotas, ante equipos de la misma categoría, y una victoria y un empate, ante conjuntos de Tercera, han sido el discreto bagaje del Real Unión.

Las circunstancias mencionadas hacen difícil vislumbrar qué once saltará al campo de La Planilla para inaugurar la temporada 2019/20. Con el 4-2-3-1 como dibujo de partida, Irazusta, Estrada, Garrido y Borda parecen fijos en la zona defensiva. Con la ficha de Telis por tramitar, Alberto Iturralde tendrá que elegir entre Mikel Azkoiti y Endika Galarza para completar el centro de la defensa. Por delante, la presencia de Cárdenas parece segura como pivote defensivo. A su lado, Sola es otro de los fijos aunque el navarro podría jugar algo más adelantado.

La presencia de los hermanos Eizmendi en las bandas también gana enteros teniendo en cuenta que Capelete ha retomado los entrenamientos este verano tras superar la rotura del ligamento cruzado anterior.

En ataque, dependerá del estado de Orbegozo, recién integrado a la dinámica del grupo. Etxaburu, que fue un hombre importante con Iturralde en la recta final del pasado curso, y Galán completarían un once que contaría con tres o cuatro novedades respecto a la campaña anterior. El sábado, poco antes de las 20.30, saldremos de dudas.