Elkarrekin insiste en que se grave el tendido de las distribuidoras eléctricas

Ediles del grupo Elkarrekin Irun Podemos-IU./F. DE LA HERA
Ediles del grupo Elkarrekin Irun Podemos-IU. / F. DE LA HERA

Recuerda que hace ya dos años que el Gobierno aceptó realizar el mapa de la red para poder aplicar la tasa y que, con ese estudio casi acabado, «ahora es el momento»

IÑIGO MORONDOIRUN.

La nueva Corporación ha dibujado una realidad política muy diferente de la que se vivió el año y medio previo a las elecciones. El diálogo entre Gobierno y oposición se ha convertido en una herramienta real y quizá el mejor ejemplo esté en la Modificación de Créditos que el pasado viernes incorporó más de 6,2 millones de euros al presupuesto con votos a favor de tres grupos (Socialistas de Irun, Elkarrekin Podemos-IU y PP) y la abstención de EH Bildu. Sólo el PNV votó en contra.

El portavoz de Elkarrekin Podemos-IU, David Soto, valoró positivamente ese pleno, «relevante por cuantía y por conceptos», dijo en referencia a los proyectos incluidos finalmente en el dictamen. «El edificio de servicios generales del Ayuntamiento, la Fase II del CBA, la oficina Verde, la recuperaqción de proyectos arrinconados (como la casa Oteiza o las termas de Oiasso), el estudio para remunicipalizar el SAD y la OTA, el proyecto de participación ciudadana para la futura Casa de la Mujer, varias líneas para la recuperación de la memoria histórica...».

La consolidación de varios de esos proyectos pasará por el próximo presupuesto municipal, pero antes de negociarlo, están sobre la mesa este mes los impuestos y tasas municipales «que el Gobierno tiene la obligación de presentar ante el Pleno aunque los congele», recordó Soto. «Es un reto para el Gobierno intentar lograr un consenso aquí».

Es uno de los asuntos que centrará el trabajo de Elkarrekin Irun estas semanas. Hace dos años, bajo la forma de Sí se Puede Irun, el grupo apoyó la propuesta de tasas del Gobierno «porque se comprometió a estudiar la forma de gravar con una tasa la ocupación de vía pública que hacen las distribuidoras de energía eléctrica con sus tendidos». Un año después, votaron en contra «porque ninguno de los compromisos adquiridos por el Gobierno se había materializado». Ahora, Elkarrekin Irun va a pedir al Gobierno «que en esta actualización de impuestos y tasas incluya gravar a las eléctricas. Para eso, se necesita un mapa de los tendidos en el municipio, un estudio que, según nos han dicho, está prácticamente terminado».

A estas reivindicaciones que vienen de atrás, Elkarrekin Podemos-IU sumará «bonificaciones y reducciones en el acceso a ciertos servicios públicos».

Más tareas

La negociación de ese punto, clave para la confección del presupuesto municipal, se llevará buena parte del trabajo y las gestiones de las próximas semanas, pero aprovechando su comparecencia, Soto y la también concejal de la coalición, Miren Echeveste, expusieron otras tareas en las que estarán inmersos durante el mes de octubre, «aunque algunas se alargarán más allá».

«Queremos hacer una revisión en profundidad de la Ordenanza del Uso del Euskera, que data de 2002, está bastante desfasada y consideramos que es necesaria su actualización. También queremos incidir en la política de personal», explicaron. «En algunas áreas las bolsas de empleo están desactualizadas» lo que dificulta las sustituciones, por lo que anunciaron «un estudio en profundidad de la situación» que arrancarán este mismo mes. Por último, adelantaron que revisarán el reglamento de acceso al centro nocturno Zubia y al comedor social (días máximos de estancia, volantes distintos para cada recurso...)».