Los Dies Oiassonis fueron la actividad más multitudinaria de este verano

Una de las sesiones nocturnas que ofreció el circo romano./DE LA HERA
Una de las sesiones nocturnas que ofreció el circo romano. / DE LA HERA

La oferta estival ha incluido también visitas guiadas sobre la historia de Irun y actividades relacionadas con la naturaleza en Lapurriturri

M. A. I.IRUN.

El área de Impulso de Ciudad ha hecho balance de la oferta turística desarrollada durante este verano. Toda la información sobre las actividades y propuestas se ha difundido desde la Oficina de Turismo de Luis Mariano, que durante los meses de julio y agosto recibió a 4.057 visitantes.

El delegado de Impulso de Ciudad, Miguel Ángel Páez, señaló que «el objetivo que nos marcamos cada verano es programar, o apoyar en su caso, una serie de iniciativas que ayudan a que Irun gane atractivo como destino turístico. Nos dirigimos cada año a la gente que nos visita, pero también a los iruneses que no salen fuera en verano para ofrecerles una propuesta interesante que abarque los puntos fuertes que tiene nuestra ciudad, desde la cultura hasta la gastronomía pasando por el entorno natural, el ocio y el entretenimiento».

El «plato fuerte» del verano fue el festival romano Dies Oiassonis, que ofreció su edición más potente hasta la fecha. Más de 2.000 personas disfrutaron con el espectáculo del circo romano a lo largo de sus cuatro funciones, de las cuales dos fueron sesiones nocturnas. El Museo Oiasso organizó actividades que trasladaron a la ciudad a la Antigua Roma y un mercado ambientó el entorno de San Juan, Fermín Calbetón y la plazoleta del Juncal. Este evento contribuyó a que las visitas a Oiasso se incrementasen un 4%, destacando la tendencia al alza del público francés. A lo largo del verano, 8.500 personas han participado en las actividades organizadas por el museo. De ellas, 2.000 visitaron la exposición temporal 'Mulieres'.

Una de las actividades destacadas entre las organizadas por Oiasso es el tren minero para conocer el yacimiento de Irugurutzeta y la necrópolis de Santa Elena. 391 personas completaron su visita al museo con un trayecto en el tren verde al entorno minero en la batería de hornos mientras la necrópolis bajo la ermita registró 450 visitantes.

El Museo Oiasso ha aumentado su número de visitantes en un 4% esta temporada

Cerca de un millar de personas pasaron por el punto de información junto a Aiako Harria

El pasado romano de Irun ha sido, además, uno de los temas tratados en las visitas guiadas organizadas este verano a los puntos más importantes del patrimonio histórico-cultural irunés. Desde el 6 de julio y hasta al 30 de agosto, cada miércoles a las 11.00 y cada viernes a las 17.00, se han organizado visitas desde la iglesia del Juncal para recorrer la parroquia, el entorno romano de Oiasso, la plaza Urdanibia, Ama Xantalen y la casa consistorial.

Estas visitas han estado dirigidas tanto a visitantes como ciudadanos de la comarca para ofrecerles la oportunidad de conocer el pasado histórico de Irun y sus atractivos turísticos. Un total de 81 personas han participado en esta actividad. «Es una experiencia muy interesante que teníamos ganas de recuperar y que ya probamos el año pasado con buen resultado, superando el centenar de participantes. Es importante que esta iniciativa coja fuerza y, a ese respecto, anotamos todas las aportaciones que recibimos con el objetivo de poder reforzar y mejorar la propuesta», añadió Páez.

El Irun verde

El Irun verde es otro de los recursos más destacados en la oferta turística de la ciudad. En ese sentido, el Punto de Información de Lapurriturri lleva más de diez años dando a conocer el Parque Natural de Aiako Harria y organizando actividades. Se estima que aproximadamente un millar de visitantes han pasado por este punto recogiendo información y explicaciones de la guía acerca del parque natural y de la oferta turística del entorno.

Desde el punto de información destacan que mucha gente se acercó a interesarse por las rutas y terminó conociendo in situ los recorridos señalizados. Además de suministrar esta información, Lapurriturri organiza regularmente diversas actividades para dar a conocer la flora y fauna del lugar: en las últimas semanas se han llevado a cabo un avistamiento de pájaros, una visita guiada a los restos fortificados del entorno, una observación de anfibios y una contemplación de estrellas con más de medio centenar de asistentes.

Miguel Ángel Páez también se refirió al comercio y el sector hotelero como «otro activo que juega un papel muy importante cuando hablamos de ofrecer como ciudad un plan de verano. Buscamos que tanto las personas que nos visitan como los iruneses elijan Irun como destino para hacer sus compras».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos