Una delicatessen a todo color

Joxe Joan González de Txabarri y Miguel Ángel Páez presentaron ayer la exposición. / F. DE LA HERA
Joxe Joan González de Txabarri y Miguel Ángel Páez presentaron ayer la exposición. / F. DE LA HERA

La exposición 'Vivir pintando, pintar viviendo' de Menchu Gal se inaugura hoy | La muestra reúne en la sala que lleva el nombre de la pintora irunesa una veintena de obras, la mitad de las cuales se exponen por primera vez en Irun

JOANA OCHOTECOIRUN.

l centenario del nacimiento de Menchu Gal se ha disfrutado en las calles y plazas de Irun, se ha compartido con entidades como la AFI, la Academia de Dibujo y Pintura o la asociación artística Il Duomo, y ha tenido protagonismo en la programación de la biblioteca CBA. Ahora, el homenaje que su ciudad rinde a la artista llega a la sala que lleva su nombre, y que está llamada a convertirse, algún día, en el Museo Menchu Gal.

'Vivir pintando, pintar viviendo' es, asegura el secretario de la Fundación Menchu Gal, Joxe Joan González de Txabarri, una «exposición delicatessen», una selección de «obras exquisitas» en las que disfrutar de los inconfundibles trazos y colores de la artista. Se inaugura esta tarde, a las 19.00 horas. Esta muestra marca «uno de los momentos centrales del centenario del nacimiento de nuestra querida Menchu Gal», aseguró el primer teniente de alcalde, Miguel Ángel Páez.

Las acciones organizadas a lo largo de este año han querido mantener «el reconocimiento de la ciudad de Irun hacia una de las pintoras más reconocidas del panorama pictórico español del siglo XX. Para nosotros, es importantísimo mantener el legado y la memoria de Menchu». A ese objetivo contribuye la exposición que se inaugura esta tarde en «el embrión» del futuro Museo Menchu Gal. Por su parte, Joxe Joan González de Txabarri aseguró que esta muestra «es una extraordinaria forma de cerrar el centenario».

Un gran valor patrimonial

Las «exquisitas» veintiuna obras que conforman la exposición fueron pintadas «entre 1931 y 2000», de modo que muestran «toda la evolución de la artista». En la sala pequeña del espacio «se presentan los temas referidos a la comarca del Bidasoa; y en la sala principal, las referencias a los mundos vitales de la artista», así como una selección de bodegones florales, «sus obras más valoradas». Desde el fondo de esta sala, el espectacular 'Nocturno en el Bidasoa' domina la muestra. Este cuadro es un ejemplo del «valor patrimonial» que tiene esta exposición: «ese ocaso de Txingudi no se compra por 200.000 euros», señaló el secretario de la Fundación Menchu Gal.

Comisariada por Edorta Kortadi, la veintena de cuadros se han dispuesto «en un montaje minimalista que deja la obra al desnudo. Es una exposición de alto valor añadido y complementaria con la que se ha mostrado en Donostia», en el Koldo Mitxelena. De hecho, el catálogo editado reúne el contenido de estas dos exposiciones: se trata de una publicación de gran formato, con una extensión de 315 páginas y textos de Edorta Kortadi, María Cóndor, Francisco Calvo Serraller y Miguel Zugaza. Tiene un precio de 20 euros.

Lo que esta tarde se presenta en Irun, la ciudad que la vio nacer hace cien años, es «lo más selecto y lo más exquisito de Menchu Gal», subrayó González de Txabarri. Más de la mitad de esa veintena de obras, además, se exponen por primera vez en Irun a través de esta muestra.

Este primer fin de semana 'Vivir pintando, pintar viviendo' se podrá visitar tanto mañana como el domingo en horario de 11.30 a 13.30, al ser el sábado festivo. A partir de la semana que viene la exposición estará abierta de martes a sábados en horario de 18.00 a 20.00 y los domingos y festivos de 11.30 a 13.30. Permanecerá instalada en la sala Menchu Gal hasta el 19 de enero.