El cuarto Plan de Igualdad de la ciudad recibe el visto bueno del Pleno

Sesión plenaria. El proyecto de la Ronda Sur y el Plan de Igualdad pasaron por el Pleno./F. PORTU
Sesión plenaria. El proyecto de la Ronda Sur y el Plan de Igualdad pasaron por el Pleno. / F. PORTU

Pese a la oposición de Sí se Puede Irun y de EH Bildu, salió adelante al concitar el apoyo de PSE, PNV y PP

IÑIGO MORONDOIRUN.

La sesión ordinaria del mes de julio del Pleno de la Corporación sirvió para que el Gobierno trasladara a los grupos varias resoluciones firmadas por la alcaldía y para que los concejales debatieran, y finalmente aprobaran, dos asuntos relevantes.

Por un lado, se presentó el proyecto de ejecución de la primera fase de la Ronda Sur y su conexión con la avenida de Euskal Herria, que salió adelante con los votos favorables de Socialistas de Irun, Sí se Puede Irun, EAJ-PNV y PP. EH Bildu votó en contra.

La coalición abertzale también se opuso, en este caso junto a SPI, al otro dictamen de calado, el IV Plan de Igualdad de Irun. David Soto (SPI), puso sobre la mesa varios argumentos para sostener su voto en contra. Uno de ellos, coincidente con el que esgrimió el portavoz de Bildu, Jokin Melida: «en todo el Plan de Igualdad ni siquiera se menciona la palabra Alarde. Las aportaciones en ese sentido de los colectivos feministas y algunos partidos han sido totalmente discriminadas y ninguneadas». Admitiendo el «argumento que nos dan de que se trata de un problema de convivencia, lo que decimos es que en la raíz hay una cuestión de género, de falta de igualdad, y por eso debe estar en el Plan»

Mesa de diálogo del Alarde

Con ese objetivo y buscando una formulación «que no es la que nos gusta pero que creemos que puede suscitar el apoyo de todo el mundo», Melida presentó un enmienda 'in voce' para incluir una mesa de diálogo sobre el tema. No encontró apoyó ninguno más allá del de SPI. Xabier Iridoy (PNV), sí se mostró favorable «a que se cree una mesa de diálogo, pero no es un problema a enfocar desde la igualdad. Partimos de la premisa de que el Alarde tradicional no es discriminatorio y por eso creemos que no debe incorporarse al Plan de Igualdad. Hay dos formas de entender y celebrar el Alarde y cada uno y cada una elige. Lo que sí pensamos es que, aunque se haya producido una distensión hay un camino por recorrer en la convivencia y no vamos a mirar para otro lado».

El PP, durante la sesión con Juana de Bengoechea y ayer con su otra edil, Muriel Larrea, defendió también que «el Alarde tradicional no es discriminatorio. Así lo avala una sentencia del Tribunal Supremo. Tampoco hay una dificultad de convivencia ni discriminación», por lo que el grupo no entiende que sólo esta cuestión «lleve a votar contra un Plan de Igualdad que hace frente a déficits que realmente existen en la realidad y afectan a las mujeres los 365 días del año».

El delegado de Bienestar Social, Sergio Corchón, ante la propuesta de Iridoy, se mostró «favorable al diálogo», pero no explícitamente a la mesa. «En realidad», completó ayer el alcalde, José Antonio Santano, «¿quién no va a estar a favor del diálogo? Pero si alguien quiere presentar una iniciativa concreta que hable de diálogo en este tema, tendrá que enmarcarla claramente, decir quiénes y con qué objetivos van a dialogar». En cualquier caso, recordó que «la posición de este Ayuntamiento sigue siendo de respeto a las dos formas de entender el Alarde que existen y al derecho de la ciudadanía a participar en cualquiera».

Más

 

Fotos

Vídeos