«Nos creíamos incapaces de hacer un guion y lo hemos hecho»

Autores. Representantes de las asociaciones Agisas, Gielmar, Katxalin y Bizibide, con el delegado de Bienestar Social./F. DE LA HERA
Autores. Representantes de las asociaciones Agisas, Gielmar, Katxalin y Bizibide, con el delegado de Bienestar Social. / F. DE LA HERA

Asociaciones que agrupan a personas con diversidad funcional y diferentes patologías proyectan cinco cortos para visibilizar su actividad y sus necesidades

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.

«Hicimos un esfuerzo tremendo para rodar el corto, porque físicamente no estábamos bien y cuando no fallaba una, fallaba la otra. Nuestras condiciones físicas no eran las mejores. Creíamos que íbamos a ser incapaces de hacer un guion y lo hemos hecho. Hemos aprendido a contar nuestra historia, a grabar, a dirigir... Estamos muy agradecidas por toda la ayuda que nos han prestado».

Es el testimonio de Juncal Echeverría, vicepresidenta de la asociación Bizi Bide, que agrupa a personas afectadas de síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, sensibilidad química múltiple y electro-hipersensibilidad. Ella es una de las autoras de los cortometrajes 'Vivir bajo sospecha' y 'Reportaje de asociación', que podrán verse el viernes, día 16, a partir de las 19.00 horas, en Palmera Montero Gunea de Irun. Además de los trabajos audiovisuales de Bizi Bide, se proyectarán otros tres cortos: 'Puertas abiertas, aunque la vida no siempre sea de color rosa ', realizado por Katxalin (Afectadas de Cáncer de Mama y Ginecológico de Gipuzkoa); 'La igualdad', obra de Gielmar (Discapacitados de Gipuzkoa en Marcha) y 'Cosas de mayores', trabajo colectivo de las asociaciones citadas.

Cortometrajes
'Reportaje de asociación' y 'Vivir bajo sospecha', de Bizi Bide; 'La igualdad', de Gielmar y 'Puertas abiertas, aunque la vida no siempre sea de color rosa', de Katxalin.
Lugar
Palmera Montero Gunea, el viernes, día 16, a las 19.00 horas. Entrada gratuita.
Imprescindible
Bize Bide pide al público asistente que no use colonias, perfumes, lacas o cualquier otro producto que desprenda olor, ya que habrá personas afectadas de sensibilidad química múltiple.

Todos estos audiovisuales forman parte de Bideak Zabalduz de Irun, un proyecto dirigido a la integración y visibilización de asociaciones sin ánimo de lucro, que agrupan a personas con diversidad funcional y diferentes patologías. Agisas, la Asociación Guipuzcoana de Integradores Sociales y Animadores Socioculturales ha impulsado esta iniciativa, que fue presentada en el teatro Principal de San Sebastián el pasado mes de marzo y que ahora inicia una gira por varias localidades guipuzcoanas, entre ellas Irun. Para realizar los cortometrajes, las asociaciones han contado, también, con la ayuda de la Escuela de Cine y Vídeo de Andoain.

El delegado de Bienestar Social, Sergio Corchón, acompañó ayer a los representantes de las asociaciones en la presentación «de este interesante proyecto, que el Ayuntamiento de Irun apoya sin ninguna duda. Su objetivo es sensibilizar, hacernos reflexionar y mostrar y reconocer el gran trabajo que hacen estas asociaciones sin ánimo den lucro para construir una sociedad más justa», dijo Corchón.

Alejandro Cadenas, responsable de Agisas, explicó la labor de su asociación en Bideak Zabalduz. «Lo que vamos a ver son cinco cortometrajes, pero nuestro proyecto no sólo es eso», señaló. «Dentro de cada asociación, realizamos talleres con mucho trabajo individual y grupal para ser conscientes de los problemas que queremos visibilizar. También organizamos talleres de autoestima. Nos encontramos con personas que han sufrido mucho y que necesitan apoyo para hacer un trabajo como el que requiere este proyecto».

Juncal Echevarría habló sobre la experiencia de Bizi Bide: «En nuestro corto, hemos contado vivencias de la gente, de lo que ha ido sufriendo con las situaciones familiares y laborales. Ni siquiera a nivel sanitario somos reconocidas. Ahora mismo, tenemos en Irun una persona a la que el médico ha dicho que esa enfermedad sólo está en su cabeza, cuando está reconocida por la OMS desde el año 92».

Con el miedo dentro

Izaskun Fernández, de Katxalin, contó su propia experiencia. «Yo he conocido el cáncer de mama», dijo. «Me acerqué a Katxalin porque tenía un niño de 7 años y, a pesar de ser doctora en psicopedagogía, no sabía cómo comunicar a mi hijo que yo tenía cáncer. La asociación ayuda a los enfermos, familiares y amigos. Nuestro lema es 'No estás sola', pero el miedo está dentro de nosotras y ese acompañamiento no lo podemos descargar sólo en la familia y los amigos».

Andrés Francia, secretario de Gielmar añadió que su asociación agrupa «a personas con diversidad funcional, pero nosotros creemos que la diversidad funcional no es una barrera. La barrera está en la realidad, del día a día, en las barreras arquitectónicas que te impiden usar el transporte público o en la barreras mentales de quienes te ponen difícil integrarte en un grupo».

Los participantes en Bideak Zabalduz animaron al público a asisitir a la presentación del proyecto, agradecieron a Agisas y a la Escuela de Cine y Vídeo de Andoain su ayuda y al Ayuntamiento de Irun la posibilidad de proyectar sus trabajos en la ciudad.

 

Fotos

Vídeos