Comienzan a retirar la simbología franquista que queda en Irun

Un operario cubre el yugo y las flechas en la losa de las llamadas 'Casas del Juncal'. / FOTOS F. DE LA HERA
Un operario cubre el yugo y las flechas en la losa de las llamadas 'Casas del Juncal'. / FOTOS F. DE LA HERA

El programa alcanza a cerca de medio centenar de edificios de viviendas | Todas las comunidades de vecinos que recibieron la carta del Ayuntamiento dieron luz verde para que se proceda a la retirada de placas metálicas y recubierta de losas

MARÍA JOSÉ ATIENZA IRUN.

El programa para retirar la simbología franquista que aún queda a la vista en la ciudad comenzó ayer en uno de los edificios del llamado 'Grupo Juncal' de Irun, en la trasera de la calle Serapio Múgica, 33, frente a la gasolinera de Elitxu. Los operarios de la empresa Construcciones Lefesa S.L., contratada al efecto, recubrieron la losa instalada en la fachada por el extinto Instituto de la Vivienda, que llevaba cincelado el yugo y las flechas.

El proyecto alcanza a cerca de medio centenar de edificios, la mayoría de ellos con placas metálicas instaladas, y para poder llevarlo a cabo el área de Urbanismo del Ayuntamiento envió una carta a las comunidades de propietarios afectadas (45 en total).

Si bien la obligación de retirar estos elementos, según la Ley de Memoria Histórica, corresponde a los privados, el Consistorio ofreció la posibilidad de actuar sin coste alguno para las comunidades de vecinos y todas ellas dieron luz verde. Los trabajos están subvencionados al cien por cien por el Gobierno Vasco, con 5.753,55 euros.

Patrimonio privado

Con la retirada de estos símbolos, «se está cerrando una parte muy dolorosa de nuestra historia», señalaba ayer el delegado de Urbanismo de Irun, Miguel Ángel Páez, que acudió al inicio del programa, junto a la concejal de Valores y Derechos Humanos, Mónica Martínez. «A lo largo de estos años, se ha ido eliminando de los recintos públicos toda la simbología del régimen franquista. Nos quedaba la parte más difícil, que era la simbología instalada en elementos del patrimonio privado, uno de cuyos ejemplos más visibles era éste de las casas del 'Grupo Juncal'. Con su retirada, damos por concluida una obligación moral y recordamos a todas aquellas personas y familias que, por una u otra causa, sufrieron las consecuencias de la guerra y de ese régimen indigno».

El área municipal de Derechos Humanos de Irun, por su parte, está llevando a cabo otro proyecto seleccionada en las convocatorias de subvenciones del Instituto de la Memoria, con una aportación de 3.000 euros. «Se trata de la continuación del proyecto pionero que el Ayuntamiento tiene en marcha sobre la represión militar en la ciudad durante la Guerra Civil y la posguerra», señaló Mónica Martínez. «Tenemos ya más de un millar de documentos y 300 fotografías que dan testimonio de aquella época. Es un trabajo muy importante para que toda la ciudadanía tenga la oportunidad de conocer nuestra historia».

Más

 

Fotos

Vídeos