Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

La comarca alcanza en 2018 el objetivo de reciclaje que Europa marcó para 2020

Mejoría. Sagarzazu, Santano y Zubitur presentaron las tasas de recogida de residuos de 2018./F. DE LA HERA
Mejoría. Sagarzazu, Santano y Zubitur presentaron las tasas de recogida de residuos de 2018. / F. DE LA HERA

Los responsables de Servicios de Txingudi aseguraron ayer que el reto a partir de ahora es conseguir el 70% para cumplir la exigencia planteada para 2030. La tasa conjunta de Irun y Hondarribia llegó al 51,26%, superando el 50% que la UE pide para el año próximo

IÑIGO MORONDO

La normativa europea para la gestión de residuos marcó una serie de objetivos de reciclaje para los Estados miembro que tiene en 2020 su primer hito. Para entonces, los territorios deben ser capaces de reincorporar al sistema productivo al menos la mitad de los residuos que generan. Aunque no le corresponde la gestión finalista, Servicios de Txingudi hizo suyo el reto asumiendo el reto de recoger de forma separada para su reciclaje o compostaje la mitad de la basura que se crea en la comarca. El año pasado, dos antes de que llegue el plazo que estableció Europa, Irun y Hondarribia ya consiguieron cumplir. Sumando materiales reciclables (vidrios, envases y papel/cartón), materia orgánica compostable y restos del ciclo del agua (valorizables en agricultura), Servicios de Txingudi recogió separado el 51,26% del residuo urbano.