«El camino es largo y ya veremos dónde podemos estar»

Antes de la llegada del galés Alex Babos, el último fichaje que había cerrado la secretaría técnica del Real Unión era el del central Julen Etxabeguren. Un jugador pretendido durante todo el verano pero al que no se logró convencer casi hasta el día antes de empezar el curso. La necesidad de su fichaje la muestran los números. Por el momento, titular en las tres primeras jornadas.

Etxabeguren no esconde que «durante la pretemporada le dije al Real Unión si podía entrenar, pero que estaba buscando alguna salida fuera para vivir otra aventura. Pero lo cierto es que no salió nada, había estado muy a gusto entrenando en Irun, con una muy buena acogida por parte de los compañeros, y eso ayudó a que finalmente me decantara por quedarme aquí».

Preguntado por su aventura anterior en Escocia, explica que «es algo que me vino muy bien a nivel personal. Conocí otra manera de entender el fútbol, de jugar... y eso creo que enriquece tanto en lo personal como en lo futbolístico. Fui a Escocia para acabar un máster y jugar en cuarta categoría, pero acabé jugando en primera».

Al margen de los resultados que se han ido dando, cuenta que «la temporada pondrá a cada uno en su lugar, pero en principio parece que tenemos un buen equipo. Eso sí, todavía queda mucho trabajo por realizar y con el paso de las jornadas veremos dónde podemos estar. Este es un camino muy largo y no es bueno ponerse objetivos a largo plazo, hay que ir partido a partido, sobre todo cuando se viene de temporadas complicadas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos