BLANCO Y NEGRO

IZANPOR EL PASEO COLÓN

Enrique Villarreal, por todos conocidos como 'El Drogas', cantaba al frente del mítico grupo Barricada aquello de 'Veo todo en blanco y negro, el vaso acaba siendo amigo mudo, las mismas caras, los mismo gestos, amigo mudo...'. La canción seguía con otro fragmento bien intencionado que hacía gritar: 'Sé que es un baile salvaje, combate a mala cara, veo todo en blanco y negro, blanco y negro...'.

La realidad unionista queda reflejada en estas letras. A buen seguro que 'El Drogas' nunca se hubiera imaginado aparecer mencionado en un rincón como este, pero es que la temporada del Real Unión ha quedado para ponerle banda sonora con acordes de rock radical. A estas alturas del curso, lo único que necesita la plantilla y el Stadium Gal es un poco de jaleo para saltar, brincar y conseguir los puntos que den la permanencia. Hacen falta bailes salvajes y combates a mala cara para ganar otra vez.

Y es que después de muchos meses en los que el único compañero que te podía entender era un vaso mudo, ha llegado el momento de tocar zafarrancho. De que dé igual cómo se consigan las cosas. Si con una goleada como la del otro día ante el Langreo o con un 1-0 de penalti injusto en el último minuto.

El Real Unión es nuestro equipo. La afición hizo un esfuerzo y se acercó a Gal para animar a los suyos en una tarde crucial. Salió bien, pero no se puede parar. Nuestro equipo, el txuribeltz, está en medio de una batalla crucial por la permanencia. Una batalla en la que solo hay blanco y negro.