EH Bildu pide al Pleno que no olvide «las mociones aprobadas y no completadas»

Final de periodo. La actual corporación está terminando su mandato; las elecciones municipales definirán la nueva. /  F. DE LA HERA
Final de periodo. La actual corporación está terminando su mandato; las elecciones municipales definirán la nueva. / F. DE LA HERA

I. M. IRUN.

El mandato actual va tocando a su fin. Las elecciones del próximo 26 de mayo dibujarán una nueva corporación municipal y a partir de ese momento, los concejales actuales continuarán en funciones hasta que en junio se constituya el nuevo Ayuntamiento. Mientras tanto, los grupos apuran estas últimas fechas para tratar de cerrar algunos asuntos.

Fue el caso de EH Bildu, que llevó al pleno del viernes un listado de mociones aprobadas en estos cuatro años y que, a su juicio, no han llegado a completarse, por lo que solicitaba que no queden en el olvido y que la próxima corporación las tenga presentes. El PP se abstuvo y el resto de grupos votaron a favor, aunque no sin ciertos matices por parte del grupo socialista.

Dani Berasategi (EH Bildu) fue quien detalló el listado de mociones no realizadas y el alcalde, José Antonio Santano, contrastó con él la situación de cada varias de ellas. Empezó por la que sirvió para requerir que se habilitara un espacio municipal para funerales civiles, «y se hizo, primero en Ikust Alaia y ahora en la sala del área de Cultura», recordó Santano. Sobre dos mociones relativas a paliar los efectos de las obras del tercer hilo a los usuarios de Renfe, Santano señaló que las gestiones prometidas «se hicieron, pero la obra es del Adif». Algo similar con la relativa a la seguridad vial en Txingudi Ikastola, que se llevó al Parlamento Vasco, en este caso por EH Bildu, y con la de la Federación de AAVV para la gratuidad de la A-8, que depende de Diputación. Otorgar el nombre Batallón Gernika a una nueva plaza o calle «es una petición que está en la Comisión de Calles, pero sabes que hay muchas solicitudes, algunas también por mandato del Pleno», apuntó el alcalde. Sobre la moción para trasladar las pistas de Plaiaundi a Txenperenea, el propio Berasategi apuntó que Urbanismo está en el proceso para modificar el planeamiento. El edil admitió los argumentos de Santano, pero pidió no conformarse en lo que depende de otras instituciones e insistir. Otras mociones que citó como pendientes no se discutieron: reformar la norma de adjudicación de la Medalla de Oro de la ciudad, realizar un inventario del patrimonio interior de Ikust Alaia, evitar la concentración de VPO en un solo ámbito y dar respuesta a todas las peticiones de la Red de Acogida-Harrera Sarea.

También intervinieron Juana de Bengoechea (PP), Xabier Iridoy (PNV) y David Soto (SPI). La primera para recordar que «las mociones no son de obligado cumplimiento aunque lo deseable es que el gobierno las cumpla si son razonables». El segundo para criticar duramente a Santano y su equipo porque «se han dedicado a obstaculizar mociones que aprobaba el Pleno» y el Gobierno no compartía. «No es una actitud democrática ni sana. Esta moción que presenta EH Bildu es una prueba de ello. En el estilo de este Gobierno no está respetar las mociones, ni a los miembros del Pleno, ni sus decisiones». El tercero agradeció a EH Bildu «este repaso de los incumplimientos reiterados de los mandatos del Pleno».