El Bidasoa-Irun se impuso en la Euskal Kopa y el domingo recibirá al Guadalajara

O. T. IRUN.

El Bidasoa-Irun se impuso con solvencia al Amenabar Zarautz en la final de la Euskal Kopa disputada en Hondartza. Los irundarras ganaron 19-33 en un partido que solo tuvo emoción hasta el minuto veinte de la primera parte. A partir de ahí, los de amarillo dominaron sin problemas para acabar ganando su quinta Euskal Kopa seguinda, la novena de su palmarés.

Una vez superado este trámite que ha llegado en un momento que no venía bien a ninguno de los dos equipos, el Bidasoa piensa en el duelo del domingo en Artaleku ante el Guadalajara (12.00), en el que Europa está en juego.