El Bidasoa-Irun gustó en el primer amistoso de la pretemporada

La defensa irundarra concedió solo quince goles en los primeros 45 minutos.
/F. DE LA HERA
La defensa irundarra concedió solo quince goles en los primeros 45 minutos. / F. DE LA HERA

Los irundarras se medirán este sábado al Sinfín cántabro en Zumaia, ya con Rodrigo y Esteban Salinas Los irundarras empataron a 25 con el C'Chartres en Hondartza

I.A.IRUN.

De satisfactorio en todos los sentidos se puede catalogar el estreno del Bidasoa-Irun en los amistosos de pretemporada, así como lo que rodeó a ese primer partido del verano. En esta ocasión la primera aparición de los irundarras ante su público no fue en Artaleku, sino en Hondartza Kiroldegia de Hondarribia y además por una buena causa, ya que la recaudación se iba a destinar a la asociación de pacientes y familiares afectados por enfermedades neurodegenerativas por acumulación cerebral de hierro (ENACH), a través de la 'VI Beñat Elzo Mendi Lasterketa'.

A pesar de que Real Sociedad y Osasuna jugaban en Gal a la misma hora, el polideportivo hondarribitarra registró una buena entrada, con cerca de quinientos espectadores, y entre taquilla y venta de rifas se recaudó 2.086 euros para la mencionada causa.

9 de agosto
Empate a 25 con el C'Chartres Métropole Handball en hondarribia.
17 de agosto
En Zumaia contra el Blendio Sinfín.
23 y 24 de agosto
Torneo de Egia, semifinal el viernes a las 20.00 ante Logroño La Rioja y final o partido por el bronce el sábado frente a Helvetia Anaitasuna o Toulouse.
30 de agosto
En Elgoibar contra Alarcos Ciudad Real.
31 de agosto
En Zarautz a favor de Kilometroak, contra Helvetia Anaitasuna.

En el plano deportivo, Jacobo Cuétara afrontó el partido con las ausencias de Jon Azkue, en la última fase de recuperación, y de los hermanos Salinas, que tras lograr la medalla de plata con Chile en los Juegos Panamericanos tienen previsto reincorporarse hoy a los entrenamientos en Artaleku.

Todos los jugadores del equipo tuvieron minutos siguiendo la dinámica habitual que está planteando el riosellano y también los disfrutaron Xabier Barreto, Jaime Mancisidor y Eneko Furundarena, tres de los seis jóvenes que están trabajando y entrenando con el primer equipo en estas primeras semanas de la pretemporada.

Ventajas de cinco goles

El Bidasoa-Irun dio buena imagen ante un C'Chartres Métropole que lleva más tiempo entrenando y tiene un presupuesto más de tres veces superior. Aunque recién ascendido a la máxima división francesa, tiene fundamentos para no sufrir por la permanencia.

Con defensa y contraataque y cuatro goles de Renaud, los irundarras ganaban por cinco en el minuto 20, 9-4, pero el partido estaba equilibrado al descanso, 12-10. De nuevo el arranque del segundo tiempo fue positivo, en este caso destacando la dirección de Sergio De la Salud y los goles de Serrano y Kauldi, y volvieron los cinco goles, desde el 16-11 hasta el 20-15. Sin embargo, el C'Chartres sacó músculo y firmó un parcial de 5-10 en el último cuarto de hora, alcanzando a su anfitrión en el marcador a tres minutos del final, 25-25. En ellos hubo emoción pero no más goles.

Alineación: Rangel (5 paradas), Cavero (2), Zabala, Furundarena, Serrano (4), Barthe (2), De la Salud (2) -siete inicial-, Ledo (2 paradas), Barreto, Crowley, Mancisidor, Kauldi (7, 1 de pen.), Renaud (6, 1 de pen), Tesoriere (1, de pen.) y Seri (1).

El sábado, en Zumaia

El siguiente amistoso para los irundarras será este sábado, a partir de las 19.00 en Zumaia. El rival, el Sinfín cántabro que ascendió hace dos veranos y que tan buena primera vuelta realizó -15 puntos, por 19 del Bidasoa-, acabando la liga en undécima posición con 24 puntos, a once del descenso.