Bailando y conviviendo con los mejores en el Summer Camp de Pauso-K

Profesores y alumnos del Summer Camp de Pauso-K posan juntos ayer por la tarde. /  F. DE LA HERA
Profesores y alumnos del Summer Camp de Pauso-K posan juntos ayer por la tarde. / F. DE LA HERA

Sebastián Linares y otros siete profesores de su escuela participan en las jornadas organizadas por la academia de danza de Irun

JOANA OCHOTECO IRUN.

Setenta y cinco niños y jóvenes con edades comprendidas entre los ocho y los veinte años están viviendo días intensos en el Summer Camp organizado por Pauso-K Dance Studio. El reconocido coreógrafo Sebastián Linares y siete profesores de su escuela, Empire Of Dreams, comparten desde el miércoles hasta mañana domingo días de danza urbana, convivencia y emociones intensas con esos setenta y cinco chavales.

Empire Of Dreams «es la mejor escuela a nivel estatal», explica Paula Bujanda, directora de Pauso-K. La academia irunesa ya organizó este invierno una formación con la escuela de Sebastián Linares, y de la positiva experiencia vivida entonces surgió la idea de organizar «este campamento de verano. Ha sido un éxito, las plazas se agotaron en dos días».

Entre los participantes «hay gente de Irun, Hondarribia y alrededores», pero también de otros puntos como «Bizkaia, Madrid, Santander, Miranda de Ebro, Galicia...». Durante estos días, los chavales reciben tres horas diarias de clase de baile y también «hacemos otras actividades lúdicas. Estamos alojados en el camping del Faro de Higuer, un lugar espectacular», señala Paula Bujanda.

Los profesores que están impartiendo esas clases de danza son, además del propio Sebastián Linares, Rubén Balboa, Estefy Brondo, Daniel Mompó, Luca Rozzoni, Iván Fernández, Megan Heaslip y Lewis Rubio. Este último explica que la experiencia en Irun está siendo «muy, muy guay. No nos queremos ir, la verdad, nos encantaría estar mucho más tiempo para dar más de nosotros». Están siendo días «intensos» en los que, conscientes de la limitación temporal del campamento, tanto profesores como alumnos lo están dando todo: «las clases se aprovechan al cien por cien».

La escuela Empire Of Dreams ha tenido una brillante trayectoria desde su apertura, hace tres años, cosechando numerosos premios. Para los alumnos del Summer Camp, compartir pasos de baile y vivencias con esos profesionales de la danza es motivador: «les miran como si fueran dioses, están emocionados», asegura Paula Bujanda. «A nosotros esta experiencia también nos llena mucho», añade Lewis Rubio. «El respeto, la energía que hay en las clases... Te alimenta, sientes ganas de dar más». «Haber podido traer a estos profesionales a Irun es una pasada, y un orgullo para Pauso-K», concluye la directora de la academia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos