El Ayuntamiento autoriza al INSS el uso del antiguo local de Servicios de Txingudi

Traslado. El edificio de Emigración, cubierto por una malla verde para evitar desprendimientos. / DE LA HERA
Traslado. El edificio de Emigración, cubierto por una malla verde para evitar desprendimientos. / DE LA HERA

El traslado del Instituto Nacional de la Seguridad Social dejará libre el deteriorado edificio de Emigración para su rehabilitación

M. A. I. IRUN.

La Junta de Gobierno de Irun local ha autorizado al Instituto Nacional de la Seguridad Social el uso de un local sito en la calle Junkal, 22-bajo por un periodo de dos años, que se prorrogará uno más de forma automática, si fuera necesario. Este local albergó anteriormente las oficinas de Servicios de Txingudi y en este momento, el Ayuntamiento de Irun es el titular del derecho de uso.

En la actualidad, el Instituto Nacional de la Seguridad Social se encuentra ubicado en el edificio de Emigración, en la calle Bartolomé de Urdinso, 2, de Irun un inmueble que se encuentra en mal estado y no cumple con los requisitos de accesibilidad. El INSS adquirió en Irun para su traslado un local ubicado en el nº1 de la calle Francisco de Gainza. En diciembre del año pasado, obtuvo la licencia para las obras de acondicionamiento, pero éstas finalizarán en torno al año 2020.

El Ayuntamiento había solicitado formalmente en mayo de 2017 a la Administración General del Estado la cesión gratuita del antiguo edificio de Emigración para proceder a su reparación y destinarlo, entre otros usos, a un centro social para el barrio. La cesión estaba condicionada a garantizar que el INSS pudiera seguir ofreciendo sus servicios en algún local de la ciudad, mientras que se habilitaba su nueva ubicación en Francisco de Gainza.

El Ayuntamiento de Irun ya realizó en diciembre del año pasado la división horizontal del edificio de Emigracion (de un total de 4.768 m2), en dos partes, por un lado una superficie de 763,75 m2 , un 16% aproximadamente del total, y por otra parte, la segunda finca, que albergará el resto del edificio y que comprende la planta sótano, baja, 2ª, 3ª y 4ª completa y el resto no transferido de la 1ª planta. Es decir, el 83,98% de la superficie, que sería de 4.004,25 m2.

Esta división permite que la cesión pueda ser sobre la segunda parte, mientras la primera seguirá estando destinada a Lanbide. El Ayuntamiento ya avanzó un estudio para habilitar usos en ese 84% del edificio, que permitiría habilitar cerca de 40 apartamentos dotacionales y se completará con un espacio para el barrio de casi 600 m2.

El edificio de Emigración presenta actualmente una situación crítica. La fachada está recubierta con una malla para evita desprendimientos del gresite que la recubre y al margen del proyecto para sus posteriores usos, el Ayuntamiento quiere acometer algunos trabajos de seguridad de manera inmediata para evitar riesgos de nuevos desprendimientos.

En los últimos años, además de colocar esta malla se hicieron unas mínimas labores de mantenimiento en el vallado perimetral por su situación de degradación, pero una intervención se hace urgente para garantizar la seguridad del edificio y su entorno.

Edificio con historia

El inmueble es obra de Alejandro de la Sota (Pontevedra, 1913-Madrid, 1996), uno de los maestros de la arquitectura española del siglo XX. Se construyó en 1963 como albergue para emigrantes. En este momento, y aunque alberga todavía las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social, la mayor parte del edificio se encuentra en desuso.

 

Fotos

Vídeos