Aquellas sidrerías frescas en verano y repartidas por la ciudad

El Foro Irun Hogeitabat dedicó su gurdia a la producción de sidra y aportó una relación de los establecimientos que hubo en la ciudad

M. J. A. IRUN.

El Foro Irun Hogeitabat-XXI Kultur Elkartea ha regresado este año a la Euskal Jira con una gurdia dedicada a los antiguos productores de sidra irundarras. La carroza de esta asociación cultural llamó especialmente la atención por la leyenda que la acompañaba. En ella figuraba una relación de las antiguas sidrerías repartidas tanto por el casco urbano de Irun como por la zona rural. Y no eran pocos aquellos establecimientos sencillos, frescos en verano, templados en invierno y siempre concurridos. Reproducimos aquí la relación recogida por el Foro en algunos artículos de la primera mitad del siglo XX:

«En la calle Mayor, la de Olazabal. En la calle Larretxipi estaba la de 'Berio' de Olaizola, la de 'Chomiñenea' de José Aguinaga, la de Anitua de Arzac, también la de Julián Bereciartua. Sidrería de Pikabea en la calle Peña. En la plaza de Urdanibia, se encontraba instalada la de la viuda de Arraiza y en la calle Contracalle estaba la de Celaya y otra en el almacén de Patxiku. La calle Jesús contaba con su sidrería al final de las escaleras. En la calle Santa Elena estaba la de Rosario Gaztelumendi o de Eustaquio. En Beraun, la de Salis.

Posteriormente, se establecieton la de Juan María Zabalza y Carmen Udaondo, en las proximidades del Stadium Gal. En la calle Santiago también expedían sidra Martín Gaztelumendi y Francisco María Ayestaran. Había otra sidrería en la calle Juan Arana y otra en la calle Aduana, 'Camiñero' y en el barrio de la Estación estaba la de Aquilino Rodríguez, en la plaza de San Miguel, y otra en la calle Ferrocarril, en las antiguas cocheras. También había otra sidrería frente al baile Fantasio».

Todas las anteriormente citadas estaban situadas en el casco urbano. «En la zona rural de Irun», proseguía la relación de Foro Irun Hogeitabat «era muy habitual que cada caserío tuviera sus kupelas de producción propia para uso doméstico, pero también había productores mayores como Legarre, Belaskoenea, Primatua, Elizatxo, Olatze, Puyana, Mendelu, Ibarla, Estebenea, etc., sin olvidar la 'Totua' de Behobia y otra sidrería cercana al paso a nivel del ferrocarril del Bidasoa».

En Irun, tal y como pudieron conocer todos cuantos se acercaron ayer a la gurdia del Foro Irun Hogeitabat, hubo una gran tradición de producción de sidra, tanto a nivel familiar, para consumo propio, como a mediana escala para su venta en establecimientos diseminados por toda la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos