El alcalde anuncia que las tasas e impuestos se congelarán en 2019

El alcalde anuncia que las tasas e impuestos se congelarán en 2019

Santano espera que el clima político no impida negociar el presupuesto del próximo año ni los dos millones pendientes de incorporar al actual

IÑIGO MORONDO

IRUN. El alcalde, José Antonio Santano, señaló ayer la hoja de ruta de aquí a final de año para la actividad del Gobierno municipal con varios asuntos prioritarios. En uno de ellos, la propuesta de impuestos y tasas para el año próximo, hizo un anuncio claro. «Desde el Gobierno vamos a proponer la congelación». Comentó que era una intención que se contemplaba desde hacía tiempo. «Las cuentas del Ayuntamiento, la previsión de aportación del Fondo Foral de Financiación Municipal, el panorama económico-financiero general... La situación es lo bastante buena como para que podamos plantear que no haya incremento». No habrá que llevar al pleno, por tanto, una propuesta de modificación de la Ordenanza Fiscal, «salvo que incorporemos alguna mejora en las bonificaciones y exenciones que estamos estudiando», adelantó.

El presupuesto para 2019, en cuyo borrador ya está trabajando el área de Hacienda con el objetivo de llevarlo a pleno hacia final de año, es el telón de fondo. «Será un presupuesto de cierre de mandato», apuntó Santano, unas cuentas «de transición», porque a mitad del año próximo las elecciones municipales darán lugar a una nueva corporación. «Ahora mismo, estamos gestionando casi 96 millones de presupuesto después de las adiciones que hemos ido haciendo a lo que aprobamos para 2018». Con esa capacidad financiera «avanzamos en el frontón, en los equipamientos deportivos de San Marcial-Txingudi, la pasarela de Behobia, los centros de mayores, la calle Hondarribia, cubriendo parques infantiles... Y hay créditos plurianuales que nos permitirán seguir actuando en los primeros meses del año próximo». Todo esto, «no resta importancia a la aprobación del presupuesto, pero sí la matiza».

El discurso suena a que en el actual escenario de la política local (con SPI y EH Bildu tratando de promover una moción de censura, con el PNV más cerca de estos que de sus exsocios socialistas y un PP cuyo apoyo sería insuficiente), el primer edil podría estar viendo complicado que las cuentas de 2019 salgan adelante.

«Espero de los grupos una actitud constructiva», dijo al respecto. «Entiendo que puedan querer cambiar, mejorar, modificar nuestra propuesta, pero no que alguno tenga como objetivo la obstrucción. No creo que nadie vaya a posicionarse definitivamente en contra sin conocer nuestra propuesta. Esperamos poder mantener un diálogo constructivo» con la oposición.

Dos millones por negociar

Por esa vía espera también poder acordar una modificación de créditos de unos 2 millones que está pendiente. «Hay una propuesta que el delegado ha trasladado a los grupos y en la que está trabajando para que se pueda materializar con cierta rapidez». Que esa modificación está «paralizada» es, precisamente, uno de los argumentos más vivamente esgrimidos por SPI, PNV y Bildu. «Trasladamos una propuesta y no soy consciente de que presentaran una alternativa. Leemos cosas en los medios, pero luego no recibimos propuesta alguna en ninguno de los terrenos. Se materializarán en algún momento y cuando eso pase estaremos abiertos a analizarlas. Seguro que en algunas nos pondremos de acuerdo, aunque en otras sea más difícil».

Sí prevé consenso en la más cercana de las citas clave, el pleno del 14 de septiembre en el que se votará el convenio para el desarrollo ferroviario «que hemos tratado en varias juntas de portavoces». Santano recordó que «Vía Irun es un proyecto de ciudad, no de este Gobierno ni de esta Corporación. Es de largo recorrido y afectará a varias corporaciones. Es fundamental que haya consenso a la hora de definir las reglas del juego, que es lo que hace este convenio». El documento abre la puerta a que Adif construya una nueva estación, determina cómo el Estado debe gestionar los suelos de los que es propietario y establece que los recursos que obtenga de ellos los reinvierta en la propia operación de transformación urbana.

El regidor anunció que «este mes y el que viene veremos a Adif empezar a limpiar la zona y retirar vías», y que en las próximas semanas se dará a conocer el primer proceso de participación ciudadana sobre Vía Irun.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos