Un acuerdo con el que «ganamos todos»

El alcalde firma el convenio bajo la mirada de representantes de la Comisión de Personas Mayores y de asociaciones de la ciudad, delegados del Gobierno municipal y portavoces y concejales de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Irun. /
El alcalde firma el convenio bajo la mirada de representantes de la Comisión de Personas Mayores y de asociaciones de la ciudad, delegados del Gobierno municipal y portavoces y concejales de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Irun.

El alcalde firmó ayer el convenio con Diputación para construir la residencia de Arbes, acompañado por todos los grupos políticos y representantes de asociaciones de mayores

JOANA OCHOTECO IRUN.

Después de «una lucha de doce años», el de ayer «ha sido un día maravilloso». Así se expresaba Lucía Garbayo, de la Comisión de Mayores de Irun, tras la firma del convenio que pondrá en marcha el proyecto para construir la residencia de Arbes.

«Es algo muy importante y muy necesario. Hay mucha gente en lista de espera y, sabiendo lo que supondría para ellos que se construyera la residencia, sacarlo adelante era una gran responsabilidad. Después de una tarea tan larga y trabajosa, este día, para mi, ha sido uno de los más felices de mi vida», aseguraba. Lucía Garbayo es miembro tanto de la Comisión de Mayores de Irun como del Consejo de Mayores de la Diputación. «Hay que fomentar que la gente participe en esos órganos, porque así es como se consiguen las cosas», reivindicó.

El suyo, y el de muchas más personas, ha sido un trabajo «anónimo» pero que ayer se hizo visible en el acto de la firma del convenio: el alcalde rubricó el documento en la sala capitular acompañado por portavoces y concejales de todos los partidos políticos del Ayuntamiento y ciudadanos que forman parte de la Comisión de Personas Mayores. Santano explicó el sentido de que el de ayer fuera un acto «compartido: hoy es un buen momento para mencionar a Lucía Garbayo, a Juana Mari Erro, a Ginés Portilla, a Goyo Gallo, a Ramón Berasategi, a Carmen Barbero, a Iciar Egurbide y a Ana Rosa Muñoz. También a los portavoces y concejales de los grupos políticos: este fue un asunto que se aprobó en el Pleno por unanimidad», recordó José Antonio Santano.

La firma del convenio «es una buena noticia, con la que ganamos todos; sobre todo, mucha gente que tenemos en la lista de espera» para acceder a una plaza residencial. Una vez suscrito el documento, subrayó el alcalde, «no hay tiempo que perder». El Ayuntamiento espera ahora a que la Diputación «nos convoque a la reunión de la mesa de seguimiento» del proyecto «y poder avanzar en el pliego de condiciones», con el que «se regulará la construcción y la gestión del equipamiento», explicó José Antonio Santano.

El de Arbes es un proyecto «que suma competencias. Estamos hablando de 130 plazas de residencia, pero también de 50 apartamentos para mayores autónomos, que van a ser responsabilidad del Ayuntamiento de Irun. Habrá también plazas para personas con dificultades de movilidad y un centro de día. Es un proyecto integral. Con la firma de este acuerdo, queremos que comience una nueva etapa, un nuevo tiempo para que las cosas vayan más rápido, que es lo que todos deseamos».

Valoración de EAJ-PNV

Por su parte, el portavoz de EAJ-PNV, Xabier Iridoy, valoró que con la firma del convenio «Diputación ha cumplido con su palabra. Es más, según hemos podido comprobar, el trabajo en la materia ha sido continuo, por lo que en ningún momento ha habido parálisis alguna, como el alcalde Santano ha querido hacer ver». El que la Diputación haya firmado el convenio es «un paso importante», señaló Iridoy, pero puntualizó que, hasta ahora, «la falta de la firma no ha afectado ni ha perjudicado a la hora de ir avanzando en el proyecto».

 

Fotos

Vídeos