Abre en Irun un nuevo centro de día para personas en exclusión social

El nuevo centro de día estará gestionado por Emaús/
El nuevo centro de día estará gestionado por Emaús

Cuenta con diez plazas y ya son 129 en toda la comarca de Bidasoaldea

DV

La Diputación de Gipuzkoa ha abierto en Irun un centro de atención diurna para personas en riesgo de exclusión social, con una inversión de 23.500 euros, que cuenta con 10 nuevas plazas, con lo que son 129 las distribuidas para este sector en el territorio guipuzcoano.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha visitado este viernes el nuevo centro de día, que estará gestionado por Emaús y dará cobertura a la comarca de Bidasoladea. Olano ha destacado que estas instalaciones tienen por objetivo dotar a las personas en situación o en riesgo de exclusión social del «máximo grado de autonomía» y favorecer su inclusión social. Estas instalaciones buscan tener un «carácter polivalente que permita trabajar con usuarios con diferentes grados de dificultad y de implicación en el proyecto de reinserción social», ha explicado.

La inversión se inscribe en el plan destinado a los centros sociales en el que, en total, la Diputación invertirá 5,8 millones de euros, de los cuales 2,75 millones pertenecen a la convocatoria de 2018 y 3 millones de euros para la de 2019, ha informado la institución foral en un comunicado.

Dentro de esta iniciativa, en 2018 se han destinado 1,2 millones de euros a la creación de 12 nuevos centros, 1,2 para ampliar o reformar 40 locales ya existentes y 330.000 para acometer inversiones en las sedes y delegaciones de siete entidades del tercer sector que llevan a cabo actividades sanitarias, educativas y sociolaborales, entre otras.

Olano ha subrayado que la exclusión social no se remite únicamente a la falta de ingresos o de empleo sino a «múltiples carencias» en las condiciones de vida que persisten en el tiempo que conducen a esas personas al aislamiento social.

Ha incidido en que el Plan Elkar-Ekin 2016-2020 es una herramienta para conocer la situación de las personas que se encuentran en esa coyuntura y prescribir las prestaciones más adecuadas a cada una de ellas como, por ejemplo, un centro de día.