Innovación para construir ciudad

Los ganadores de los premios Irun Ekintzan a la Innovación, en primera fila, posaron juntos al final de la gala./
Los ganadores de los premios Irun Ekintzan a la Innovación, en primera fila, posaron juntos al final de la gala.

Las empresas Portabask, Luma Suite, Corsam Innova, Junior Empresa Drops y Txikis del Bidasoa han sido las galardonadas en la cuarta edición de la convocatoria

JOANA OCHOTECO

El término 'innovar' tiene un significado tan amplio como «mudar o alterar algo, introduciendo novedades», según la RAE. Ese 'algo' puede referirse a cualquier ámbito, como quedó demostrado en la entrega de los Premios Irun Ekin-tzan a la Innovación. La clave es transformar, ilusionar, avanzar; el campo en el que estos conceptos germinen puede ser tan diverso como los frutos que otorga el proceso.

Ficoba fue escenario, este jueves, de la cuarta edición de la gala Irun Ekintzan. El acto puso el broche a la Feria Krea Bidasoa, que se había desarrollado esa misma jornada. La innovación llegó este año a la propia entrega de premios, que presentó varias novedades: la principal fue la expectación que acompañó al acto al desconocerse, por primera vez, quiénes serían los ganadores. Había tres nominados por cada categoría, y los premiados se anunciaron previo redoble de tambores y apertura del sobre correspondiente. Ese redoble expectante, por cierto, corrió a cargo del que fue otra de las novedades: el robot Pepper, que acompañó a la periodista Ylenia Benito, presentadora de la gala, sobre el escenario habilitado en el hall de Ficoba.

Antes de dar paso a la entrega de premios, la presentadora recordó que «hoy en día la innovación es el motor principal del desarrollo económico y de la creación de empleo». Con la convocatoria de los Irun Ekintzan, el Ayuntamiento «quiere premiar a los profesionales que se dedican a mejorar, a crecer, a evolucionar y, sobre todo, a innovar aquí, en Irun». Este reconocimiento quiere «incentivar» a aquellos que «apuestan por emprender en nuestra ciudad», y ser «un apoyo para que sigan haciendo de Irun un lugar en el que vivir y trabajar».

Portabask S.L.

Empresa de más de 20 trabajadores

Portabask S.L., dedicada al transporte, parte del Grupo Transordizia y con sede en Zaisa III, obtuvo su premio en la categoría de empresa de más de 20 trabajadores. El jurado valoró «el esfuerzo continuo que está realizando en innovación, lo que le ha permitido posicionarse en una situación muy competitiva respecto a empresas de su sector», así como el alto grado «de innovación tecnológica y desarrollo sostenible».

«Somos referente europeo en el sector al que nos dedicamos, que es el transporte de vehículo industrial. En este mercado cada vez más competitivo y duro, tenemos que buscar nuevas razones para estar por delante de los demás», explicó el gerente Jesús Galindo. Paco Cobo, fundador de Portabask, confirmó que haber recibido este reconocimiento «incrementa nuestras ganas de seguir en el camino que hemos emprendido, un camino que apuesta por una menor contaminación, por perfeccionar y ser mejores en nuestra empresa». Portabask está formada por 150 trabajadores y cuenta con una flota de 120 camiones. «A nivel europeo, somos los terceros en cuando al volumen de vehículos que transportamos». Jesús Galindo y Paco Cobo recogieron su premio junto a Fran Cobo, responsable de flotas de la empresa. «Aunque trabajemos a nivel internacional, este premio nos hace especial ilusión porque nos lo han dado en nuestra ciudad», afirmó el fundador de Portabask.

Luma Suite

Empresa de menos de 20 trabajadores

Luma Suite fue una de las dos ganadoras en la categoría para empresas de menos de 20 trabajadores, ya que este premio se concedió ex-aequo al obtener dos candidaturas la misma puntuación. El proyecto Luma Suite, emprendido por Maider Camarero, parte de una premisa sin duda muy innovadora: aplica una tecnología parecida a la que se emplea en la industria náutica, concretamente en las traineras, para crear fundas de instrumentos musicales. Fue definido por el jurado como «un claro ejemplo de industria creativa». La emprendedora explicó que «yo trabajaba en una empresa de maquinaria industrial, y nos llegó una pieza con una estructura ondulada que me recordaba a la funda de mi violoncello. Un compañero y yo nos planteamos, ¿y si hacemos una funda en carbono? La que yo tenía pesaba muchísimo, y las que ya existían en carbono eran muy caras. Pensé en algo que además se pudiera personalizar...», explicó Maider Camarero.

Actualmente Luma Suite ofrece fundas de fibra de carbono para violín, violoncello y acordeón. «Nuestro factor diferenciador es que se pueden customizar: el color exterior, el interior, los accesorios... Como somos una empresa pequeña, tenemos un trato de tú a tú con el cliente». Las fundas que comercializan pesan a partir de 2 kilos. La emprendedora irundarra señaló que «la tecnología y el proceso que empleamos son totalmente artesanos», lo que da como fruto unas fundas «que protegen el instrumento y son modernas» en cuanto a su aspecto.

Corsam Innova

Empresa de menos de 20 trabajadores

Corsam Innova compartió con Luma Suite el premio a la innovación en una empresa de menos de 20 trabajadores. Con sede en el Polígono Industrial de Ventas, «somos una empresa de rehabilitación y estamos especializados en la eliminación de barreras arquitectónicas», explicaba Iván Fernández Mitxelena, de Corsam Innova. «Resumiendo, instalamos ascensores en edificios antiguos; pero la peculiaridad que tenemos es la construcción modular», señaló.

Fue esa faceta de su empresa la que presentaron a la convocatoria de Irun Ekintzan y por la que obtuvieron el reconocimiento. El jurado de los premios valoró que Corsam Innova «ofrece una solución innovadora a una necesidad real de la sociedad», y destacó también «el grado de solidez del proyecto, su potencial de crecimiento y la innovación en un sector como la construcción». Iván Fernández Mitxelena agradeció a Bidasoa activa y el Ayuntamiento de Irun «que organicen este tipo de iniciativas, que son siempre positivas para la ciudad».

Junior Empresa Drops

Idea innovadora

El júbilo con el que Junior Empresa Drops reaccionó cuando se anunció que habían ganado fue uno de los grandes momentos de la gala Irun Ekintzan. Los quince jóvenes estudiantes de Mondragon Unibertsitatea que firman este proyecto subieron al escenario entre gritos de alegría. «Ha sido increíble, no nos lo esperábamos para nada, porque había unas propuestas impresionantes compitiendo con nosotros», aseguraron Daniel Armendia y Nora González, dos de los emprendedores de Junior Drops. El jurado valoró, precisamente «la creatividad, los valores de emprendimiento y el entusiasmo transmitido en el proyecto».

Esta empresa está formada por alumnos de Liderazgo, Emprendizaje e Innovación, que presentaron a Irun Ekintzan uno de los proyectos que han desarrollado: 'Aparca Irun', que propone una forma eficiente para estacionar los coches en la ciudad. Para ello han desarrollado una aplicación para móviles y, además, «nos gustaría colocar en las calles de Irun una serie de sensores para que, de forma muy precisa, los conductores sepan si una plaza de aparcamiento está libre o no». El usuario «seleccionaría la dirección a la que quiere ir y la aplicación buscaría qué sitios libres hay en esa zona. El problema de aparcar en las ciudades está ahí, y supone un coste en gasolina, en contaminación... Lo que queremos conseguir con 'Aparca Irun' es una mayor eficiencia a la hora de aparcar», explicó Daniel Armendia.

Txikis del Bidasoa

Empresa de servicios

No menos alegría que en la categoría anterior, y mucha emoción, hubo en el momento en que se anunció que Txikis del Bidasoa obtenía el premio a la innovación en una empresa de servicios. Las impulsoras de este proyecto centrado en las familias, Pía Alzaga y Ainara Rubio, subieron al escenario acompañadas de sus hijos, visibilizando así cuál es el espíritu de Txikis del Bidasoa: «somos un medio de comunicación que tenemos el objetivo de hacer más fácil la vida de las familias», ofreciendo información y recursos sobre ocio, compras, actividades extraescolares, parques, restaurantes, celebraciones... El jurado consideró su proyecto «un claro ejemplo de innovación social, que responde a un reto de la sociedad de manera innovadora y claramente transfronteriza».

Pía Alzaga y Ainara Rubio subrayaron su deseo de compartir este premio «con toda nuestra comunidad, lectores y patrocinadores». Las impulsoras de Txikis del Bidasoa enviaron un agradecimiento «a los otros finalistas, el Ayuntamiento y en especial a Bidasoa activa, porque es donde empezamos, crecemos y seguimos. Este premio supone para nosotras un gran impulso», afirmaron. Las palabras de agradecimiento se hicieron extensivas «a nuestras familias».