La Semana Santa termina en Guadalupe

Los saltos y recortes de los valientes que entraron a la sokamuturra pusieron el broche final a la jornada. / Floren Portu
Los saltos y recortes de los valientes que entraron a la sokamuturra pusieron el broche final a la jornada. / Floren Portu

Un campeonato de toka, juegos infantiles, deporte rural o la sokamuturra amenizaron el día

E. P. HONDARRIBIA.

Jornada primaveral, veraniega por momentos, la que deparó el último día festivo de Semana Santa. Una jornada que resultó propicia para todos aquellos que decidieron acercarse a la tradicional feria de Pascua instalada en Guadalupe, donde no faltó una buena oferta gastronómica y un puñado de actividades perfectas para disfrutar en familia.

El primer punto caliente del día fue el torneo de toka en el que se dieron cita treinta y dos participantes, cinco de ellas mujeres. Once metros y veinte centímetros de distancia en el lanzamiento para ellos, ocho y medio para ellas. Tras los pertinentes desempates, que comenzaron poco antes de la una del mediodía, el campeonato finalizó con la victoria en categoría masculina para Prudencio Olano, secundado en el podio por Antonio Amundarain y Juanjo Alza, que también recibió un premio especial como primer hondarribiarra. En categoría femenina, el primer puesto fue para Mariaje Olano, el segundo para Dolores Pérez y el tercero para Mari Carmen Olaso.

Carlos Irastorza recibió también un merecido reconocimiento por su labor desinteresada a lo largo de los años en la organización del torneo. La jornada matinal se cerró con las actuaciones de los bertsolaris Andoni Egaña y Sebastián Lizaso, que volverían a repetir presencia sobre el tablado por la tarde.

Centrándonos en la feria de alimentación, ya fuera para almorzar, comer o merendar, el triunfador por mayoría absoluta fue el talo. Un clásico que nunca falla si está acompañado por chistorra, chorizo, lomo o queso Idiazabal. Un buen vaso de sidra o vino tinto fue el acompañante elegido por la mayoría para completar el menú.

Los que optaron por el dulce, también tuvieron dónde elegir con la presencia, entre otros, del campeón de Euskadi de pastel vasco de 2018 -la pastelería Goiuri- , rosquillas llegadas desde Zornotza o el queso 'Amatxo' de Antzuola.

También hubo quien se hizo con utensilios de madera para la cocina obra de Peio Olea o por llevarse provisiones para casa. Una mermelada ecológica de Beltzitina o una buena hogaza en el puesto de Mañeko fueron algunas de las opciones. Los amantes de las flores también tuvieron dónde elegir con la presencia del invernadero llegado desde Iurreta Ortuberri.

Sokamuturra para acabar

El ambiente de la tarde no desmereció al vivido por la mañana. El programa retomó la acción a las 16.00 horas con los juegos infantiles, con las carreras de sacos o la recogida de panochas como protagonistas. Acto seguido fue el turno del deporte rural con los harrijasotzailes Joseba y Udane Ostolaza y los aizkolaris Ernesto 'Bihurri' y Hodei Ezpeleta. Tras un nueva actuación de Egaña y Lizaso, el público se congregó en torno a la sokamuturra, que puso el punto y final a una jornada redonda para despedir la Semana Santa.