El PSE-EE insiste en el trato diferencial al aplicar la Ley de Instituciones Locales de Euskadi

I.A.HONDARRIBIA.

El PSE-EE de Hondarribia insiste en el trato diferencial del alcalde respecto a la aplicación de la Ley de Instituciones Locales de Euskadi.

En el pleno del 24 de junio se acordó que EAJ-PNV tendrá cinco liberados y uno Abotsanitz. El PSE-EE votó en contra al estimar que un séptimo concejal podría entrar en la misma categoría, atendiendo a los criterios de Eudel. «Otros partidos también hacemos labor de control al equipo de gobierno».

Recuerdan los socialistas que «la Ley 2/2016, de 7 de abril, de Instituciones Locales de Euskadi, Capitulo II artículo 33, establece que los municipios que dispongan de una población superior a 10.000 habitantes garantizarán que, al menos, exista un concejal o concejala de la oposición con dedicación exclusiva, con el fin de que las funciones de control y fiscalización del gobierno municipal puedan llevarse a cabo de forma efectiva».

Para el PSE-EE, «una vez más, no se ha vislumbrado ningún interés por parte del alcalde de atender a las demandas planteadas. El Grupo Socialista también ejerce representación, como el resto de los grupos de la oposición, con un trabajo de control y fiscalización y planteando iniciativas que benefician a los ciudadanos. Un trabajo que requiere de máxima dedicación como no puede ser de otra manera».

Los concejales Alvarez y Odriozola señalan que «asegurar el funcionamiento de los grupos de la oposición es clave para garantizar que el voto de todos los ciudadanos valga lo mismo y sus representantes puedan ejercer en igualdad de condiciones. En Hondarribia esta igualdad se rompe».