«Lamentamos que no se haya podido culminar el espacio de encuentro»

El objetivo es evitar más situaciones tensas. /  DE LA HERA
El objetivo es evitar más situaciones tensas. / DE LA HERA

Alarde Fundazioa no entiende que no se acepten las bases propuestas | La mediadora Jenny Pearce observa voluntad por ambas partes pero considera que aún se necesita más tiempo

I.A.HONDARRIBIA.

Alarde Fundazioa Hondarribia ha querido mostrar su «enorme decepción y preocupación por no haber podido culminar el espacio de encuentro propuesto en febrero con el objetivo de rebajar la tensión y evitar que se reproduzcan los lamentables y graves incidentes de la calle Mayor».

La entidad organizadora del Alarde recuerda que «llevamos todo el año trabajando incansablemente en múltiples reuniones, emitiendo proposiciones y compartiendo nuestras inquietudes con una facilitadora contratada por el Ayuntamiento de Hondarribia cuya labor no era otra que la de favorecer el encuentro entre las partes invitadas por nosotros que recordaremos incluía a la asociación Jaizkibel, Juana Mugarrietakoa y el colectivo Hondarribiko Emakumeak».

Hay que remontarse a finales del mes de febrero para ver los primeros movimientos. Entonces, «en un primer momento y a las pocas horas de la publicación en prensa de nuestra iniciativa, la Asociación Jaizkibel emitió un escrito en sus redes sociales mostrando su negativa a participar en él. A los cuatro meses, tras un comunicado que mostraba nuestra preocupación por la negativa de Jaizkibel y ausencia de respuesta por parte de Juana Mugarrietakoa, cambia de opinión y acepta participar en el encuentro. Juana Mugarrietakoa responde el pasado 28 de julio, cinco meses después, aceptando la propuesta».

Una vez dispuestas las partes a dialogar, Alarde Fundazioa explica que «durante un mes y medio hemos trabajado en definir las bases del encuentro que en nuestra opinión no debieran haber sido insalvables».

Unas bases definidas

Esas bases eran, por un lado, circunscribir el conflicto a la ciudad de Hondarribia siendo el Ayuntamiento el lugar de encuentro y el Alcalde testigo del mismo. Por otro, el reconocimiento de las cuatro entidades convocadas, representadas cada una por tres personas y otorgando diez minutos para la exposición y propuesta de iniciativas. Y, por último, garantía de transparencia y seguridad para el relato y participantes, levantando acta con la transcripción literal del audio grabado en el encuentro.

Desde Alarde Fundazioa señalan que «alguna de estas simples propuestas, sin darnos explicación alguna, ha sido sorprendentemente rechazada a media hora del inicio de la reunión prevista para la tarde del lunes» y, por ello, «lamentamos que todo el esfuerzo por fomentar la convivencia y evitar que se produzcan incidentes no sea aceptado. No será Alarde Fundazioa Hondarribia quien avive el clima de tensión».

Respuesta de Jenny Pearce

A las horas de haberse hecho público el comunicado de Alarde Fundazioa, Jaizkibel rehusó hacer declaraciones a la espera de una valoración que iban a realizar tras reunirse.

En cambio, sí salió a la palestra la mediadora Jenny Pearce, quien apuntó que «durante varias jornadas se ha trabajado con los grupos implicados en la celebración del Alarde, así como con otras personas en el municipio de Hondarribia, analizando las bases para un encuentro basado en el diálogo. Ha sido un trabajo intenso por todas las partes y quiero agradecer su trabajo y esfuerzo a todas las personas participantes, así como a todas aquellas que han colaborado durante todo el proceso».

Pearce considera que «claramente se han dado pasos en torno al “diálogo sobre el posible diálogo”, que demuestran la voluntad de todos los grupos de favorecer encuentros y fórmulas. Sin embargo, como facilitadora, he considerado que aún se necesitaba más tiempo y trabajo para abordar las bases del diálogo y trabajar para que ese encuentro se desarrolle de modo tranquilo y fructífero para todas las partes».

La mediadora quiso «reafirmar y dejar claro que todas las partes convocadas al diálogo en torno al Alarde atendieron las peticiones y respondieron favorablemente. Por todos los grupos se recibieron ideas para llegar a la mejor fórmula para poder favorecer el encuentro. No es culpa de ningún grupo que no se haya producido el encuentro del lunes. Fue una decisión basada en la necesidad de trabajar más sobre la fórmula del diálogo».

Aprecia que «todas las partes han mostrado buena voluntad y disposición para el encuentro y el diálogo, y que todas han manifestado su interés por rebajar la tensión de cara al día 8 de septiembre. Por eso, pido poner el foco en este punto en común y garantizar entre todos esta idea. De nuevo, quiero compartir que considero que se ha dado un importante paso en los últimos tiempos por todos los grupos y que es posible seguir trabajando en el diálogo».