Jaizkibel dice «basta a tener que soportar ataques e insultos» en el Alarde

La compañía Jaizkibel compareció arropada por muchos simpatizantes. /MIKEL FRAILE
La compañía Jaizkibel compareció arropada por muchos simpatizantes. / MIKEL FRAILE

La compañía, que reclama la participación de la mujer como soldado en el desfile, pide a las instituciones que ofrezcan «propuestas concretas» para avanzar

EDU PRIETO

Tras el clima de tensión vivido el pasado 8 de septiembre en el Alarde de Hondarribia al paso de la compañía Jaizkibel, el colectivo leyó este jueves un comunicado frente a la puerta de Santa María de Hondarribia para pronunciar «un sonoro basta. Basta de tener que soportar ataques e insultos contra nuestra persona. Basta del abandono y de mirar a otra parte de las instituciones. Basta de utilizar como excusa que hay dos modos de vivir la fiesta. Basta de ataques contra los periodistas que vienen con intención de informar sobre nuestra fiesta y el conflicto que vivimos y basta de mirar hacia otro lado».

En una comparecencia arropada por decenas de simpatizantes, Iratxe Etxeberria e Izaskun Larruskain, cantinera y miembro de la compañía, respectivamente, apuntaron que «el pasado sábado en Hondarribia no se encontraron frente a frente dos maneras de vivir la fiesta. Una compañía que reivindica la participación de la mujer hizo su recorrido por la calle Mayor y al otro lado, a la sombra de los plásticos negros, hubo gente que nos atacó. No era otra forma de vivir la fiesta, fue un claro ataque».

En este sentido, subrayaron que «aunque este año ha sido especialmente duro, no podemos olvidar que llevamos años subiendo la calle Mayor cubierta de plástico negro. Llevamos años leyendo mensajes de las instituciones que indicaban que todo entraba dentro de una normalidad. No, lo que ocurre aquí no es normal. Lo que tenemos que vivir cada 8 de septiembre es el patriarcado y el machismo. Es un ataque contra la imposibilidad de vivir la fiesta y la calle en paridad y ante esto, el Ayuntamiento de Hondarribia, la actual Diputación de Gipuzkoa, y el Gobierno Vasco, han estado impasibles ante semejante barbarie».

Desde Jaizkibel se añadió que «esta actitud no tiene nada de neutralidad, protege y engrandece al agresor. Por eso decimos basta. O se establece una elaboración en el camino de la solución y normalización, o seguirá todo igual. Tal y como hemos dicho siempre, estamos preparadas para sentarnos y hablar, pero no para volver a vivir lo del sábado. No aceptamos esta impunidad ni estos ataques, y no vamos a consentir que en nombre de la solución haya propuestas en las que no se nos incluya».

La compañía pidió a las instituciones que se reúnan. «No podemos esperar a septiembre del año que viene para sentarnos, ya es hora de afrontar lo que pasó el sábado y empezar a trabajar. A los señores Urkullu, Olano, Sagarzazu, y a la señora Beltrán de Heredia, les pedimos que se reúnan con nosotras y pongan encima de la mesa propuestas concretas. No vamos a dejar de tocar el 'titi-biliti' ni la calle Mayor».

En el comunicado también manifestaron que el día 8 no es sólo la calle Mayor. «Es también la Marina, el casco antiguo, y otros muchos rincones en los que no hay ningún ataque coordinado que organiza una minoría, sino sonrisas y aplausos. En ella vemos a los hondarribiarras que se avergüenzan de lo que pasa en la calle Mayor. Muchos nos dicen que basta ya, que no aceptan lo sucedido y que dichos ataques no les representan para nada. En este sentido, queremos agradecer a todos los que nos han ofrecido su apoyo para seguir por ese camino».

Antes de finalizar, Etxeberria y Larruskain destacaron que «somos una compañía cada vez mayor, que cada vez cuenta con más apoyos de gente que quiere revertir esta situación. Por lo tanto, es hora de posicionarse, trabajar por la solución y conseguir de una vez por todas un único alarde, público y paritario».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos