Los incendios del 83 y el 89 dificultaron la recogida de datos

La búsqueda de información llevada a cabo para completar el libro ha tenido que salvar varios obstáculos. Dos incendios en las instalaciones del club, en los años 1983 y 1989, dificultaron la labor de los tres autores. «No sabemos hasta qué punto nos ha limitado», apunta Agirre. «Se comenta que se quemó parte de la oficina. Allí estarían todas las fichas que nos hubiesen venido muy bien para realizar el histórico del club».

Viendo las dificultades que tenían en casa, recurrieron a las federaciones guipuzcoana y vasca, donde se encontraron con otra barrera. «Una inundación del Urumea hizo desaparecer el 100% de la información y sólo pudimos extraer la posterior a 1989. Eso nos ha obligado a tener que hacer mucho trabajo de campo».