Hondarribiko Emakumeak pide que se aclare por qué no hubo reunión

El año pasado hubo mucha tensión al paso de Jaizkibel. / F. DE LA HERA
El año pasado hubo mucha tensión al paso de Jaizkibel. / F. DE LA HERA

El colectivo apela a la «responsabilidad institucional para que evite la coincidencia, en espacio y tiempo, a personas de sensibilidades contrarias»

I.A.HONDARRIBIA.

El colectivo Hondarribiko Emakumeak, uno de los implicados en la que iba a ser mesa de diálogo para intentar buscar soluciones para el 8 de septiembre, ha explicado que conoció la suspensión de la reunión a varias bandas prevista para el lunes solo media hora antes del inicio y que sería conveniente que los protagonistas y la ciudadanía recibieran una explicación.

Desde Hondarribiko Emakumeak recuerdan cómo «tras la iniciativa de Alarde Fundazioa para la creación de un espacio de encuentro al que fuimos invitadas, este colectivo ha mantenido varias reuniones con la facilitadora enviada por el Ayuntamiento. El único objetivo aceptado por las partes, era intentar establecer las condiciones necesarias para un diálogo destinado, únicamente, a rebajar la tensión de cara al próximo 8 de septiembre».

No habiéndose celebrado el lunes la reunión prevista, «deseamos exponer lo siguiente: No conocemos las razones que llevaron a la decisión de la facilitadora de no llevar adelante la reunión programada para el lunes, día 5 de agosto, a las 18.00 horas en el Ayuntamiento y con la presencia, a modo de testigo, del alcalde de nuestra ciudad. Creemos más que necesario que las agrupaciones invitadas y la ciudadanía reciban una explicación sobre las razones que han generado la imposibilidad de celebrar un encuentro para mejorar la convivencia».

Añade además la nota de HE que «a menos de 24 horas del hipotético inicio del encuentro todo parecía indicar que sí iba a celebrarse. Pero apenas media hora antes nos notificaron, vía email, que el encuentro quedaba suspendido. Sin mayor explicación ni razones que inviten a la reflexión de las partes».

Hondarribiko Emakumeak apunta que tan solo propuso «dos aspectos de necesario reconocimiento: Por un lado, que se nos otorgara la legitimidad y representatividad que ya hemos demostrado tener, concediéndonos el mismo espacio de tiempo que al resto de los convocados para exponer nuestras ideas y argumentos». Y, como segundo punto, «que el contenido del encuentro quedase registrado en aras de la transparencia y protección del relato así como de las personas participantes. También sugerimos que el contenido fuera accesible para todo aquel que deseara conocer con detalle lo expresado por cada una de las partes».

En todo caso, «respecto a este segundo punto, que al parecer era un obstáculo, el mismo día de la reunión concedimos que el contenido del acta quedara en el ámbito privado, con la intención de asegurar que no fuera éste el motivo de que no se celebrara el encuentro. Desconocemos las propuestas de los demás grupos por lo que no podemos saber cuáles no han podido ser acordadas».

Por último, desde Hondarribiko Emakumeak «mostramos nuestro miedo y seria preocupación de cara a la seguridad de las mujeres y niñas el próximo día 8 de septiembre. Por ello, apelamos a la responsabilidad institucional para que evite la coincidencia, en espacio y tiempo, a personas de sensibilidades contrarias, lo cual podría implicar la reproducción de agresiones y vejaciones como las denunciadas en años pasados».