GO fit Hondarribia apuntala su bloque con tres incorporaciones

Los remeros hondarribitarras salen ahora al agua los fines de semana.
/F. DE LA HERA
Los remeros hondarribitarras salen ahora al agua los fines de semana. / F. DE LA HERA

Mikel Orbañanos señala que «tenemos ganas e ilusión por seguir siendo regulares» Ha vuelto Julen Castrillón y han llegado Adrián González y Erik Aranburu

I.A. HONDARRIBIA.

Con el frío que tenemos en estas fechas se hace difícil pensar en remo, traineras y Liga Euskolabel ACT. Pero, para que el verano sea atractivo hay que trabajar en invierno y eso es lo que están haciendo los equipos.

En el caso de GO fit Hondarribia, las primeras incursiones en el agua fueron a mediados de noviembre, pero ya antes había empezado el trabajo físico. En cuanto a la dificultad de entrenar en el agua con este tiempo, Mikel Orbañanos aclara que «el frío no es lo peor. Una vez que estás remando entras en calor y no es tan malo. Lo peor es la lluvia». En ese sentido, «hasta ahora estamos teniendo bastantes buenos días para salir a remar los fines de semana».

El entrenador oriotarra trabaja actualmente con 39-40 remeros, que considera «una cifra buena para un club que quiere sacar dos traineras en verano».

Y en ese grupo hay tres caras nuevas. O dos nuevas y una que regresa, para ser más precisos. Y es que, tras el parón de un año -aunque remó algunas regatas con la B-, vuelve Julen Castrillón. A la Ama Guadalupekoa se incorporan también Adrián González, de Castro Urdiales y que después remó en Kaiku y los dos últimos años en Zierbena, y Erik Aranburu, zarautztarra que empezó en Orio y ha completado muchos años en Getaria.

Una baja, o ninguna

Lo inaudito es que el capítulo de bajas podría quedar desierto. Por ahora no hay ninguna y la única posible es la de Agoitz Irazoki, quien está intentando resolver asuntos de trabajo para poder seguir remando.

A expensas de lo que suceda finalmente con el lesakarra, no cabe duda de que esas tres incorporaciones van a dar un mayor impulso a GO fit Hondarribia. Orbañanos reconoce que «en número salimos fortalecidos, pero el deporte no es una ciencia exacta y más remeros no te aseguran mejores resultados. Aunque sí, tenemos una plantilla interesante».

Son ya muchos años seguidos en los que Hondarribia Arraun Elkartea está destacando. En las últimas diez ligas, la Ama Guadalupekoa ha ganado dos, siendo segundo en cuatro ocasiones y tercero en otras dos. Y en las últimas cinco, solo ha sido primero o segundo. En cuanto a La Concha, ahí están las victorias de 2005, 2013 y 2018. Más campeonatos de Gipuzkoa, de Euskal Herria o de España.

Preguntado sobre la dificultad que entraña estar siempre al máximo nivel, el entrenador oriotarra resalta que «estamos siendo regulares. No es fácil estar siempre a ese nivel, pero ese tiene que ser nuestro compromiso. Y tenemos ganas e ilusión para seguir peleando por todo, incorporando cosas nuevas a lo que ya venimos trabajando».

Como siempre, el verdadero termómetro lo dará la competición y habrá que esperar hasta finales del mes de junio para eso y hasta marzo para conocer el calendario. Antes llegarán las regatas de preparación y los descensos, el primero precisamente en Hondarribia a mediados de febrero.

Y la medida la darán también los rivales. En todos ellos está habiendo cambios pero parece que las cinco primeras de la pasada Liga ACT -Urdaibai, Go fit Hondarribia, Zierbena, Orio y Santurtzi- pueden estar en disposición de mantenerse en esa zona alta. A ella se quiere enganchar una Donostiarra que fue séptima el curso pasado y se ha reforzado de forma interesante.

Más