Más de doscientos pintxos para cerrar la Semana del producto local

Los pintxos preparados por Gorka Souto ayer en la calle San Pedro no tardaron en agotarse./F. DE LA HERA
Los pintxos preparados por Gorka Souto ayer en la calle San Pedro no tardaron en agotarse. / F. DE LA HERA

Los paseantes de la calle San Pedro pudieron degustar el pintxo creado por Gorka Souto, el cocinero del Sardara El buen tiempo favoreció la afluencia de gente en la última jornada

E.P.HONDARRIBIA.

Un 'showcooking' y un taller de galletas pusieron el colofón ayer a los siete días del programa de la cuarta edición de la Semana del producto local. La calle San Pedro y su mercado de los sábados fueron el escenario de una última jornada en la que todo aquel que realizó alguna compra recibió a cambio un ticket canjeable por un pintxo.

«He procurado hacer todo con producto de Hondarribi», explicaba Gorka Souto antes de encaramarse a su puesto de la calle San Pedro para empezar a montar su creación. El trabajo de preparación comenzó varias horas antes dentro del Sardara pero no fue hasta las doce del mediodía cuando el cocinero empezó a explicar delante del público la elaboración pensada para la ocasión. Todo acompañado por la voz de Koldo Emery, que micrófono en mano estuvo desde primera hora animando a la gente a consumir en los puestos del mercado.

El txakoli de Hiruzta funcionó como la pareja perfecta de un plato que contó con pan de Amona Margarita, de masa madre, como base. Souto también reconoció haber utilizado verduras para crear una crema de guisantes con un tartar de tomate, «aunque les hemos cogido en mala época a los caseros. Se está acabando la temporada de invierno y todavía no ha empezado fuerte la de primavera. He utilizado unas anchoas marinadas, que funcionan como una especie de salazón exprés, puestas en aceite, y una mayonesa ahumada con unas flores de ajo comestibles de Endanea».

Más de doscientos pintxos preparó el cocinero del Sardara, que admitió «trabajar mucho con producto de temporada. Hasta ahora hemos tirado bastante de lechuga, escarola, huevos que cogemos todas las semanas, puerros, y a partir de ahora ya empieza algo de guisante, habas, y más adelante tomate, guindilla y pimiento pequeño».

Teniendo el mercado de los sábados a dos pasos de su establecimiento, Gorka Souto admitía estar «encantado de tenerlos en la puerta, ojalá estuvieran todos los días».

Galletas para el postre

Los más pequeños han tenido desde el comienzo gran importancia a la hora de elaborar el programa de la Semana del producto local y ayer se volvió a demostrar con el taller de galletas dirigido por Legamia.

Estitxu de la Fuente preparó previamente los dulces con forma de anchoa y luego cada participante los adornó a su gusto. Divididos en dos turnos, fueron cuarenta y ocho los niños y niñas mayores de seis años que participaron en la actividad.

Ixone, Ohiana y Elena fueron las encargadas de guiar a los jóvenes cocineros. Comentaban que «se les ha visto muy cómodos y que se lo estaban pasando muy bien. Al terminar cada uno se ha llevado cuatro para casa, aunque no sé si llegarán porque muchos han empezado a comérselos antes de levantarse».