«Fue clave en el desarrollo de Hondarribia»

Covadonga González explicando la forma en la que se ha organizado la exposición en Arma Plaza./
Covadonga González explicando la forma en la que se ha organizado la exposición en Arma Plaza.

La exposición sobre Javier Ugarte se podrá visitar en Arma Plaza hasta el 4 de agosto | El jueves se celebró la inauguración con actos en el consistorio, la Parroquia y posterior visita a la muestra

E. P.HONDARRIBIA.

Para muchos es solamente un nombre, una escultura, un jardín o una calle, pero Javier Ugarte fue mucho más. Fue una persona clave en el desarrollo urbanístico de Hondarribia a principios del siglo XX y demostró una implicación y devoción por la ciudad muy grande. Aprovechando el centenario de su fallecimiento, el Ayuntamiento llevó a cabo el jueves la inauguración de una exposición sobre su vida que ya se puede visitar en Arma Plaza.

El acto comenzó en el consistorio con una introducción a su figura en la que el alcalde, Txomin Sagarzazu, consideró «un honor estar aquí en una fecha tan señalada y poder participar en esta jornada». Javier Ugarte se casó en Irun en 1880 con Josefa Carlota Pagés, y en 1898 adquirió una casa en Hondarribia. Procesaba una gran predilección por la ciudad, siendo reconocido en 1907 como Hijo Adoptivo «por sus generosos y loables empeños en pro del engrandecimiento y prosperidad de la misma». Apoyó el desarrollo de proyectos cruciales para la ciudad, pero «pensamos que su figura no es realmente muy conocida», lamentó el alcalde.

El bisnieto del homenajeado, Javier Varela, fue el siguiente en tomar la palabra. Tras la investigación llevada a cabo para preparar la exposición, reconoció «haber descubierto detalles que ni sus propios familiares conocíamos». Desarrolló una impresionante carrera profesional, tanto en el campo jurídico militar como en el ámbito político, donde llegó a ser Ministro de Fomento, diputado o senador vitalicio, mostrando «una permanente preocupación por las condiciones de vida de la clase obrera. Si hoy en día tuviésemos que introducir su currículum en Linkedin, tendríamos un verdadero problema de espacio», señaló Varela.

Poeta, novelista y dramaturgo, de su obra se desprende que fue «sensible, atento y consciente de la realidad de su país, católico, con una sólida fe y enamorado de su mujer». Javier Ugarte suspiró por «volver a Hondarribia siempre que su trabajo se lo permitía», y lo reflejó en unos versos. «Huyamos a la aldea, allí al amparo de la grata sombra de murallas que ayer fueron castillos», rezaba uno de sus poemas.

El crecimiento de la ciudad

La historiadora Ana Azpiri también ha formado parte de la organización de la exposición. «Cuando Javier se compró la casa aquí, Hondarribia empezaba a ser un sitio de veraneo con un barrio de pescadores único». En 1910 la ciudad se planteó un crecimiento por la demanda existente, «pero el mayor problema de un plan urbanístico era su tramitación que podía tardar hasta siete años».

En ese contexto, en 1914, «la grandiosa lotería que le tocó a Hondarribia» fue que nombrasen como Ministro de Fomento a Javier Ugarte, apuntó Azpiri. Se hizo un concurso relámpago que ganó el único que participó, Fernández de Casadevante, con un plan novedoso y original.

Ugarte, al verlo, «ordenó a su director de Obras Públicas que comunicase al Ayuntamiento que se podía hacer. Gracias a eso se pudo definir el resto del paseo Butrón hasta lo que se llamaba el puntal España». Otros proyectos como el servicio de correos y telégrafos o el puerto refugio de Asturiaga, «el más entrañable, para la protección de los pescadores», también tuvieron su sello.

Tras la introducción celebrada en el consistorio el acto se trasladó a la Parroquia, en cuya cripta están enterrados Ugarte y su mujer Josefa. Varios de sus familiares leyeron algunos pasajes de su obra literaria, mientras Aitor y Sofía, de Musika Eskola, amenizaron la estancia con sus violonchelos.

El penúltimo punto del recorrido, antes de cerrar la tarde en la terraza del Parador, fue la oficina de Arma Plaza, que albergará la exposición hasta el 4 de agosto. En nombre del equipo que ha organizado la muestra, Covadonga González explicó que «hemos diseñado un perímetro con cuatro paneles informativos que se centran en su biografía, el desarrollo urbanístico, el proyecto del puerto refugio y su relación con la ciudad». Destaca el espacio denominado 'Mi rincón', «el latido de la muestra que recoge el lado más íntimo de Javier».