Campaña especial del departamento de Prevención con motivo del Día de San Marcos

Toca bendecir la opilla antes de subir a Guadalupe. /  F. DE LA HERA
Toca bendecir la opilla antes de subir a Guadalupe. / F. DE LA HERA

La bendición de las opillas tendrá lugar a las 10.30 horas en la parroquia

E. P. HONDARRIBIA.

El Servicio de Prevención Comunitaria trabaja durante todo el año con los jóvenes de la ciudad promoviendo un estilo de vida saludable en todos los centros escolares.

Esos esfuerzos se redoblan con la llegada del Día de San Marcos, donde igual que en otras fechas señaladas, se pueden producir los primeros contactos con el alcohol entre los adolescentes. El departamento de Prevención no es ajeno a este hecho y a lo largo de los últimos años ha llevado a cabo estrategias y tareas de concienciación en los colegios que han tenido como destinatarios a los alumnos de Secundaria.

Estas sesiones tienen entre sus objetivos que no se inicie el consumo de drogas, incluido el alcohol, y que si se produce, sea lo más tarde y en la menor cantidad posible.

También se busca concienciar sobre los efectos y las consecuencias negativas de su consumo facilitando información y favoreciendo un espacio de reflexión entre los jóvenes. Por último, ante los peligros que pudieran surgir, se recomiendan pautas de actuación y medidas para paliar esos perjuicios.

Con el mismo propósito, igual que todos los años, se ha hecho llegar a todos los hosteleros y comerciantes una carta en la que se recuerda la normativa vigente y puedan ayudar como agentes de prevención.

Nueva metodología

A este respecto, el Ayuntamiento ha llevado a cabo su propia reflexión este año, concluyendo que el trabajo de prevención debe fomentarse todo el año, no solamente cuando se acerca el día de la opilla. En este sentido, además de publicar material nuevo, el consistorio va a utilizar una metodología innovadora introduciendo diferentes jornadas durante los meses de mayo y junio dirigidas a los alumnos de Secundaria. Desde el Servicio de Prevención Comunitaria aseguran que a partir de ahora los estudiantes no se preguntarán «cuándo vienen a darnos el sermón sobre el día de la opilla», y que las charlas sobre el consumo de alcohol tendrán un carácter más formativo y de sensibilización.