Bidasoa y Chartres sumaron fuerzas para la 'Beñat Elzo' y la asociación ENACH

Los capitanes de los dos equipos, y Maia y su familia. / F. DE LA HERA
Los capitanes de los dos equipos, y Maia y su familia. / F. DE LA HERA

La recaudación del amistoso del viernes fue superior a 2.000 euros

I.A.HONDARRIBIA.

Hondartza Kiroldegia acogió el viernes el primer amistoso del Bidasoa-Irun, que empató a 25 con el C'Chartres Métropole. Cerca de 500 personas acudieron a la cita, que tenía un carácter solidario y, entre venta de entradas y de rifas y descontando los gastos, se recaudaron 2.086 euros, que el Club Balonmano Hondarribia y Hondarribia Kirol Taldea donan a la 'VI Beñat Elzo Mendi Lasterketa' para que ésta a su vez se lo entregue a la causa elegida este año, la asociación de pacientes y familiares afectados por enfermedades neurodegenerativas por acumulación cerebral de hierro (ENACH).

Acudió la familia de Maia, niña que vive en Iruña y que tiene familia en Hondarribia, afectada por la enfermedad y que salió a la pista antes de empezar el partido.

En lo deportivo, el Bidasoa-Irun dejó buenas sensaciones y las acciones más aplaudidas fueron las de Javi Barreto, Eneko Furundarena y Jaime Mancisidor, tres de los seis jóvenes que están trabajando con el primer equipo yq ue debutaron en el caso de los dos primeros.