Las alternativas para rehabilitar Mendelu y Eskapatxulo, a la luz

Los ciudadanos de Hondarribia conocerán en los próximos días las alternativas para el proyecto de Mendelu y Eskapatxulo. / F. DE LA HERA
Los ciudadanos de Hondarribia conocerán en los próximos días las alternativas para el proyecto de Mendelu y Eskapatxulo. / F. DE LA HERA

El resultado de los estudios previos se expondrá en Arma Plaza | Se realizarán sesiones informativas con los vecinos los días 28 y 30 en Mendelu y Amute

E.P. HONDARRIBIA.

El enorme reto que supone la renovación del barrio de Mendelu y de la zona de Eskapatxulo dará un paso adelante en los próximos días con la presentación de los estudios previos y la puesta en marcha de diversas iniciativas para que la ciudadanía pueda conocer las alternativas que se manejan y aportar sus opiniones. Son dos requisitos que el Ayuntamiento tiene que llevar a cabo con anterioridad a la redacción del proyecto para la rehabilitación de la zona que se recoge en el Plan General de Ordenación Urbana aprobado en 2017.

Con ese objetivo, el alcalde Txomin Sagarzazu ha presentado un calendario que contempla dos sesiones informativas con los vecinos. La primera será el lunes 28 de enero en Mendelu y la segunda el miércoles 30 en Amute. Ambas darán comienzo a las 19.00 en los locales de las respectivas asociaciones de vecinos.

Para esa misma semana se contempla una exposición en Arma Plaza con los planos y esos estudios que igualmente estarán disponibles en los locales de los dos barrios. La información también se alojará en www.hondarribia.eus. Todo ello con la finalidad de que el contenido llegue al mayor número de ciudadanos posible y cada uno de ellos pueda hacer las apreciaciones que desee.

Sagarzazu quiso hacer varias consideraciones a tener en cuenta sobre un eje «muy importante para las relaciones entre Hondarribia e Irun y cuyo funcionamiento entre peatones y ciclistas, por ejemplo, es complicado. Además, se trata de una zona con alto riesgo de inundabilidad y bajo la influencia de un posible impacto ambiental». Todo ello sin obviar las limitaciones de las construcciones presentes en la zona por la presencia del aeropuerto, las determinaciones propias de la ley de costas que afectan al riachuelo de Zubimuxu o las especificaciones que recoge el Plan de Txingudi y que afectan, entre otros, a la casa 'Gure Atsegiña' y algunas adyacentes.

El primer edil también llamó la atención sobre el espacio de Eskapatxulo -de 17.000 metros cuadrados- destinado a la producción en el que se encuentran la cerrada Biok, Sofresal o Alkain y cuya zona «existe la necesidad de estructurar». También hay que tener en consideración las trescientas viviendas existentes que cuentan con las restricciones propias de hallarse en un lugar con riesgo de inundación y la cercanía con el aeropuerto.

Seis objetivos

Se trata, en definitiva, de ofrecer «las propuestas de reorganización para los dos espacios, que los hondarribiarras las conozcan y aporten sus opiniones». El alcalde quiso resaltar que en esta fase «no se tomarán decisiones. Se llevará a cabo un planteamiento general que tendrá un recorrido de varios años» en el que «varias administraciones tendrán algo que decir». El alcalde puso el ejemplo de una hipotética intervención en la carretera GI-636 (la vía principal entre Mendelu y Amute), que se encuentra bajo la jurisdicción de la Diputación Foral.

Txomin Sagarzazu también enumeró los seis objetivos a tener en cuenta en una futura actuación en la zona y que ya están recogidos en el aprobado Plan General: encontrar una solución para remodelar el tramo GI-636 que discurre entre Mendelu y rotonda de Zubimuxu; modificar las calles Amute y Amutalde para mejorar la unión entre Hondarribia e Irun; definir las acciones para rehabilitar las viviendas que se encuentran en la zona de Planetas o Mugondo; reorganizar la zona productiva de Eskapatxulo ya mencionada y los espacios libres creando una plaza nueva, y por último, trasladar el depósito de aguas de Saura-Enea a otro lugar.

 

Fotos

Vídeos