Turismo potencia Navarra como destino cicloturista europeo

Ciclistas por la Vía Verde del Bidasoa. / A.D.C.
Ciclistas por la Vía Verde del Bidasoa. / A.D.C.

Navarra es la puerta de entrada a la Península Ibérica de Eurovelo 1, la gran ruta atlántica que conecta Noruega y Portugal

A.D.C.MALERREKA-BORTZIRIAK.

La Dirección General de Turismo y Comercio está llevando a cabo una serie de actuaciones para fomentar el cicloturismo en Navarra como puerta de entrada de grandes rutas en bicicleta europeas y dentro de una estrategia de potenciar un turismo sostenible que genere desarrollo local.

Así, el Gobierno de Navarra como socio del proyecto AtlanticOnBike ha participado recientemente, a través de su Dirección General de Turismo y Comercio, en la ciudad noruega de TromsØ en un seminario internacional con el fin de trabajar en el posicionamiento de la ruta Eurovelo 1 o ruta Atlántica, como un destino cicloturístico de primer orden. Navarra es la puerta de entrada a la Península Ibérica de Eurovelo 1, la gran ruta atlántica que conecta Noruega desde Nordkap hasta Sagres en Portugal a lo largo de 8.400 kilómetros. Este ha sido el cuarto seminario de AtlanticOnBike, proyecto que aúna a 22 socios y asociados de diferentes territorios europeos y cuyas inversiones cuentan con un 75% de ayudas de la Comisión del Arco Atlántico. Entre las cuestiones abordadas se encuentra un itinerario cicloturista común cuya presentación está prevista para marzo de 2020.

Ederbidea y Eurovelo 1

Por otra parte, el Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Turismo y Comercio, destina 760.000 euros de los presupuestos de este año 2019 en adecuar el trazado de las pistas entre Doneztebe e Irurtzun para su recorrido en bicicleta, en el marco del proyecto Ederbidea (Interreg Poctefa), cofinanciado con un 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER.

Con esta obra se llegará a enlazar la vía verde del Bidasoa con la vía verde del Plazaola, dentro de un objetivo principal que busca mejorar la movilidad sostenible entre Baiona, Pamplona / Iruña y Donostia / San Sebastián. Además, existe un objetivo de mayor alcance que es lograr dar entrada a la ruta Eurovelo 1 a la península por Navarra.

Tras la realización de un procedimiento abierto de adjudicación inferior al umbral comunitario, mediante lotes, actualmente se está en fase de formalización de contratos, presentación del planning de obras y aprobación de los planes de seguridad y salud. El inicio de las obras, que se desarrollarán entre 2019 y 2020, está previsto para la segunda quincena de junio. El 80% del recorrido transcurre por las carreteras comarcales, y se actúa en el trazado restante, bien acondicionando las pistas existentes (4,5 kilómetros que se van a adecuar al uso de la bici) o bien las de nueva ejecución, con una longitud de 2,1 kilómetros.

Respecto a los diferentes trabajos se han dividido en cuatro lotes para su elaboración: así se adecuará el recorrido Ederbidea en Doneztebe, que incluye el acondicionamiento de terreno, firmes de zahorra, pavimentos de hormigón y recogida de pluviales.

El segundo lote supone la adecuación del recorrido entre las localidades Erbiti e Ihaben, con un área de descanso. Esto incluye acondicionamiento de terreno, excavaciones, aperturas de camino, firmes de zahorra, drenajes, protecciones y una pasarela de madera, además de una pasarela metálica en Jauntsarats.

El tercer bloque de actuaciones se centra en el recorrido Ederbidea entre Imotz e Irurtzun que incluye la construcción de una pasarela en Kaxarna y el encuentro con la Vía del Plazaola ya existente. Entre las acciones programadas están el acondicionamiento de terreno y las excavaciones, así como aperturas de camino, preparación de firmes de zahorra, drenajes y protecciones.

El cuarto lote contempla los trabajos de señalización viaria del recorrido y el mobiliario de las áreas de descanso del mismo.

Ederbidea es un proyecto de cooperación europea en el que 12 socios de los territorios transfronterizos de Navarra, Gipuzkoa y Pirineos Atlánticos unen fuerzas para fomentar la utilización de la bicicleta, tanto en su vertiente turística y de ocio, como en los desplazamientos cotidianos. Entre sus objetivos está reducir las emisiones contaminantes, descongestionar la circulación y mejorar la salud de la población.

Ederbidea supone también una oportunidad para el desarrollo de actividades económicas relacionadas con la movilidad y, muy especialmente, con el turismo sostenible.

En su conjunto, estas acciones buscan potenciar el turismo rural y de naturaleza a través del cicloturismo y captar al creciente número de viajeras y viajeros en bicicleta que recorre el continente a través de las rutas Eurovelo.