La rifa de San Antón de Elizondo ya tiene ganador: el número 6.027

El sorteo se volvió a llevar a cabo en el balcón del ayuntamiento de Baztan. /  A.D.C.
El sorteo se volvió a llevar a cabo en el balcón del ayuntamiento de Baztan. / A.D.C.

Está documentada desde 1867 gracias a un boleto encontrado en el Monasterio de Urdazubi

ALICIA DEL CASTILLO BAZTAN.

Los baztandarras no faltaron ayer a su tradicional cita con el sorteo de San Antón a beneficio de la Residencia de Ancianos Francisco Joaquín de Iriarte de Elizondo, celebrado en el balcón de la casa consistorial de Baztan y seguido desde la Plaza por muchos vecinos.

El número 6.027 fue el agraciado con el primer premio de una ternera y que fue vendido en la Chocolatería y pastelería Arkupe; el segundo premio, el del 'hermoso' cerdo, como rezan los boletos, ya tiene dueño, ya que fue adquirido por los familares de un anciano de la misma Residencia, que tuvieron la fortuna de hacerse con el 2.738.

El tercer premio, dotado con dos corderos, ha ido a parar al número 6.689, vendido en los bares Iparla o Julia y, por último, el cuarto premio, el del jamón, ha ido a parar al número 7.290

El boleto del segundo premio lo adquirieron en la misma Residencia de Ancianos

En la Plaza de los Fueros, los vecinos siguieron el sorteo que este año protagonizaron los niños Oier Juanikotena, Mattin Mayora y Mikel Bailon, de Elizondo, junto a Joana Beola de Almandoz. Ellos fueron sacando, de una en una, las bolas que componen los números premidos y a medida que iban saliendo se escribían en la pizarra colocada a tal fin a la vista de todos en el balón del ayuntamiento, mientras los presentes comprobaban sus boletos.

La mañana se completó con la actuación de los bertsolaris y en la Plaza se repartieron las tradicionales baztanzopak, acompañadas con vino.

Rifa antigua

La rifa de San Antón es la más antigua y popular de las que tienen lugar en el Valle de Baztan con más de un siglo y medio de existencia documentada. Se celebra en la festividad del santo patrón de los animales domésticos y, como siempre, a beneficio de la Residencia de Ancianos y Jubilados Francisco Joaquín de Iriarte. El precio de los boletos se mantiene en un euro y se pueden comprar en la práctica totalidad de bares y comercios del Valle. Hasta momentos antes de la rifa también sepudieron adquirir en la misma Plaza a los guardas municipales.

No se conoce la fecha exacta de su creación, pero sí está documentada desde hace 152 años, después de que el elizondarra Luis Mari Ruiz encontrase entre los papeles del archivo antiguo del Monasterio de San Salvador de Urdazubi un boleto que data de 1867. El primer premio era entonces un cuto, pero con el tiempo pasó a ser una vaca y desde hace unos años, un ternero.

Los beneficios de la rifa suponían antaño la comida de medio año para la Casa de Misericordia de Baztan, pero han caído bastante en los últimos años.

Zubieta

También en Zubieta hay mucha tradición por San Antón. Ayer por la mañana, los vecinos de la localidad y de otras cercanas, acudieron a la ermita del Santo donde se celebró una misa y después no faltó la música de trikitixa ni un almuerzo en el cubierto de la ermita. Por la tarde el ayuntamiento organizó una chocolatada en el estalpe y no faltó la música con Joxe Angel.

 

Fotos

Vídeos