Repaso a la historia del Valle

El kaiku, imprescindible antes, un adorno en la actualidad. /A. D. C.
El kaiku, imprescindible antes, un adorno en la actualidad. / A. D. C.

Miles de personas acudieron al Baztandarren Biltzarra, la fiesta de unión de los quince municipios

ALICIA DEL CASTILLO ELIZONDO.

Los aplausos sonaron ayer al comienzo del desfile del Baztandarren Biltzarra celebrado en Elizondo con miles de personas. Lo abrían 'Altsatuko gurasoak' -los padres y madres de los ocho condenados de Alsasua a entre trece y dos años de cárcel por la agresión a dos guardias civiles- y portaban las banderas Elena Garisoain, Jacinto Bengoetxea, Isabel Pozueta, Antxon Ramírez de Alda, Koldo Arnanz y Amaia Amilibia con los Momotxorros llegados desde Alsasua. «Nos sentimos contentos por tener este privilegio, pero sin olvidar que es por una desgracia», señalaba Amilibia, emocionada.

Un año más, los vecinos de las quince localidades del valle rescataron retazos de su historia. Venció la carroza de Ziga, que contaba la vida en un caserío en 1950. En ella se podían ver las labores típicas, incluso el ordeño de dos vacas. «Contamos cómo fue cuando llegaron las primeras ordeñadoras y también la inseminación artificial». En segundo lugar quedó la de Gartzain, que mostró todo el proceso de elaboración de los kaikus, «que ahora sirven como adorno, pero que eran imprescindibles». Se pudo ver cómo se prepara la madera, como se va 'sacando' el Kaiku y su utilización, con rebaño de ovejas, ordeño y parte de un caserío en una carroza. Tercera fue la de Elbete, que contó la importancia que tenían hace unos 70 años los chamarileros llegados desde Jaén, «que arreglaban sillas, sartenes...». El resto de localidades hablaron del trabajo en los helechos, con los piquetes, quesos, o de las clases de canto en el Colegio de Lecároz con Aita Donostia. Unas 1.500 personas se reunieron para la comida popular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos