El regional del Beti Gazte acaba fuerte la temporada, logrando el sexto puesto

El Beti Gazte que ha terminado fuerte la temporada ha conseguido su mejor clasificación. /  FOTOS TELLETXEA
El Beti Gazte que ha terminado fuerte la temporada ha conseguido su mejor clasificación. / FOTOS TELLETXEA

Pese a tener una amplia plantilla, Ibai Amezketa ha tenido problemas a veces para confeccionar la alineación debido a las bajas por lesiones

TELLETXEALESAKA.

El Beti Gazte después de ser colista en la primera jornada, al perder 5-1 en Tolosa, ha realizado una buena temporada en la División de Honor Regional, finalizando en sexta posición, mejor puesto en las ocho campañas del cuadro lesakarra en esta categoría. Pese a tener una amplia plantilla, Ibai Amezketa ha tenido problemas a veces para confeccionar la alineación debido a las bajas por lesiones. El equipo lo acusaba y cuando ha podido contar con todos se ha visto la calidad del cuadro gaztetxu. Estos han finalizado la temporada fuerte, con cuatro victorias consecutivas, no perdiendo en casa desde el 24 de marzo ante el Mutriku en uno de los peores partidos. En Mastegi llegaron a derrotar al Tolosa, que sube a tercera división, y al Anaitasuna, tercer clasificado. En los 34 partidos disputados han conseguido 50 puntos, después de haber ganado 14, 8 empates y 12 derrotas, 56 goles a favor y 54 en contra, siendo el quinto equipo máximo goleador y el duodécimo más goleado.

Juvenil

El equipo que peor lo ha tenido ha sido el juvenil que ha entrenado Miguel Txoperena, llegando incluso a temer por perder la categoría. Ha tenido muchos problemas con la escasa plantilla y a veces por la poca actitud de los jugadores. A veces daba pena ver el banquillo, incluso ha llegado a estar solo con un único suplente, en otras teniendo que echar mano a algún cadete, e incluso, uno de los porteros, Unai, tener que hacerlo de jugador de campo. El comienzo no fue el más deseado, después de dos derrotas consiguió el primer punto en la tercera jornada en su visita al Sporting de Herrera. Ha finalizado con 33 puntos de 30 partidos jugados en el puesto 13 entre 16 equipos, a tan solo cuatro puntos del Allerru, equipo que ha tenido que jugar contra el 14º del otro grupo, por el descenso.

Cadete

El cadete de Kotte Iantzi y Julián Ordoki, después de finalizar primero de su grupo con 11 partidos ganados y uno perdido, (tercera jornada en casa 3-4 ante el Dunboa), consiguió el billete para jugar la fase de ascenso. Se despidió con una derrota por 1-7 ante la Real Sociedad, finalizando séptimos de su grupo.

Infantil

Los infantiles de Justo Agirretxe, después de realizar un arranque espectacular en el que llegaron a liderar la clasificación hasta la octava jornada, fueron bajando el pistón y finalmente no pudieron clasificarse para jugar la fase de ascenso, al concluir en cuarto lugar. En la Copa comenzó goleando, endosándole un 11-0 al Hondarribia y en la octava jornada 14-0 al Oiartzun. Hasta la décima y última jornada, el equipo lesakarra estaba imbatido, pero no se pudo mantener al caer derrotado 2-4 ante el Dunboa en Mastegi, finalizando segundos por detrás de los irundarras. En la fase final, en la primera eliminatoria quedaron apeados al perder 3-1 ante el Ostadar.

Femenino

El equipo femenino que había sufrido una remodelación, con cambios en el banquillo y la marcha de algunas jugadoras, ha estado integrado con las jóvenes componentes del conjunto de F8 de la pasada campaña, a los mandos de Zikiro y Ordoki. Comenzaron la liga con un sorprendente resultado, al endosarle un 11-0 al Sporting de Herrera, pero llegaron tres derrotas consecutivas, reaccionando y con otras tantas victorias seguidas se metieron en la lucha con los equipos de arriba. Lograron finalizar en la primera fase en sexta posición, plaza que les daba derecho a jugar la fase de ascenso y que concluyó con una victoria en Mastegi de 3-2 sobre el Añorga. Pese a su juventud se han codeado con equipos más potentes y no han desentonado.