Récord en la puja por un puesto de las palomeras de Etxalar

Hubo cierta tranquilidad entre los pujantes hasta que se llegó al último puesto. / TELLETXEA
Hubo cierta tranquilidad entre los pujantes hasta que se llegó al último puesto. / TELLETXEA

El puesto 21 tuvo una mejora de 7.100 euros y quedaron desiertos seis

TELLETXEA ETXALAR.

El sábado al mediodía se celebró en el Ayuntamiento de Etxalar, la subasta del aprovechamiento cinegético de los 21 puestos palomeros situados en el paraje Iarmendi, donde se batió el record de pujas, al quintuplicarse el precio del puesto 21, que tenía un precio base de licitación de 1.670 euros y se adjudicó provisionalmente en 8.770 euros.

Parecía que iba a ser una subasta de trámite, ya que hasta el puesto número 9 se adjudicaron al precio de salida, excepto el número 1 que quedó desierto. Se llegó al puesto número 10 y después de que el empleado municipal y guarda de las palomeras Joxe Angel Goienetxe cantara el precio de salida fijado en 2.245 euros, el puesto obtuvo una mejora de 151 puntos (cada punto equivale a 10 euros), cambiando provisionalmente de adjudicatario. El puesto número 11 'Txorilepo', que es uno de los más golosos, se adjudicó a los mismos cazadores de siempre al precio de salida, mientras que para el número 12 hubo pelea con mejora de 850 euros y luego, incomprensiblemente, el siguiente puesto quedó desierto. El 14, 19 y 20 se adjudicaron al precio de salida, mientras que el 15, 16, 17 y 18 quedaron desiertos. Cuando todo parecía que no habría más movimiento e iba a resultar una subasta tranquila y calmada, se desató la tormenta. Se llegaba al último puesto, el 21, que tenía un precio de salida de 1.670 euros y sufrió una mejora de 710 tantos, quedando la adjudicación provisional en 8.770 euros, ante el asombro de todos los presentes en la subasta, que veían como se registraba la mayor puja de la historia por un puesto en Etxalar. Puede que la tormenta no haya finalizado, pues a la conclusión de la subasta, hubo una especie de «amenazas» sobre otros puestos adjudicados provisionalmente

Ahora, siguiendo el procedimiento del sexteo, se abre un período de seis días naturales para mejorar las adjudicaciones provisionales, que finaliza el viernes a las 12 del mediodía. La próxima subasta, con los puestos que puedan haber sido sexteados más los que quedaron desiertos, será el día 18 (martes), a las 19:00 horas.

El Ayuntamiento de Etxalar había sacado los puestos con un precio total base de licitación de 34.465 euros y por ahora ha recaudado 38.435 euros, a la espera de la nueva subasta con los puestos que puedan ser sexteados más los seis que quedaron desiertos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos