Primeras máquinas de depósito, devolución y retorno en el Valle

Ayer comenzaron a utilizarse las nuevas máquinas colocadas./
Ayer comenzaron a utilizarse las nuevas máquinas colocadas.

Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Baztan y Bertan las han puesto en marcha en Elizondo y en Erratzu

ALICIA DEL CASTILLO BAZTAN.

Baztan ha puesto en marcha desde ayer una experiencia demostrativa de SDDR, el Sisteman de Depósito, Devolución y Retorno, tanto en Elizondo como en Erratzu. Se trata de una iniciativa conjunta entre el Gobierno de Navarra, -a través de la Oficina de Prevención de Residuos y de Impulso de la Economía Circular-, el Ayuntamiento de Baztan y la Asociación de Comerciantes, Servicios y Hostelería de Baztan Bertan.

La experiencia se prolongará durante cuatro meses y forma parte de las actuaciones previstas por la Ley Foral 14/2018, de 18 de junio, de Residuos y su Fiscalidad, que recoge la

ejecución de estudios técnicos, experiencias demostrativas y proyectos piloto de SDDR, con la participación activa de todas las partes afectadas y del Consejo Navarro de Medio Ambiente.

Con esta iniciativa se pretende mostrar a la población baztandarra que los envases son recursos valiosos, que es importante recuperar. Con el depósito de sus envases (latas de bebidas y botellas de plástico de menos de 3 litros), la ciudadanía recibirá el 'bertanticket', con el que podrá obtener descuentos en productos y servicios en los comercios y empresas que forman parte de Bertan Baztan, un ejemplo más de economía circular, donde la correcta gestión de los residuos en origen puede potenciar el comercio y la economía local.

De esta manera, se logrará el doble objetivo de sensibilizar en el cuidado del medio ambiente, y el apoyo al comercio local, avanzando así hacia el modelo de economía circular.

Desarrollo del proceso

El sistema se gestiona a través de dos máquinas colocadas al efecto (una en Elizondo y otra en Erratzu) que identifican el material, forma y tamaño de los envases, gracias a un sensor óptico. Una vez reconocido el envase, lo recoge, compacta y almacena. Cada máquina tiene capacidad para almacenar unos 1.400 envases, dependiendo del tamaño.

Estas máquinas ya se emplearon en una prueba similar que realizó el Gobierno de Navarra en el Parque natural de Urbasa-Andía y el Embalse de Alloz, que demostraron el potencial del sistema como herramienta para lograr un reciclaje de calidad y conseguir una mayor tasa de recuperación, con 1.200 kg de envases (102.800 envases) recogidos entre julio y septiembre y 12.700 tickets tickets canjeados. También sirvió para evitar el impacto a espacios naturales y sensibilizar a la ciudadanía en el tema de prevención y reciclado de alta calidad de residuos. Este sistema es similar al que se utiliza en países como Finlandia y Alemania.

Depósito y retorno

El Plan de Residuos de Navarra 2017-2027 incluye la realización de experiencias de SDDR como forma complementaria de gestión de residuos, en convivencia con el actual Sistema de Responsabilidad Ampliada del Productor, como también lo recoge la Ley Foral 14/2018, de 18 de junio, de Residuos y su Fiscalidad. En concreto, el Plan contemplaba como acciones para 2018 el analizar las implicaciones de las posibles iniciativas de regulación e implantación de los SDDR, así como estudiar la viabilidad de la implantación de experiencias de referencia de éstos en Navarra.

Este sistema estaba ya incluido en la Ley 11/1997, de 24 de abril, de envases y residuos de envases, como un instrumento de gestión de residuos de envase para hacer efectiva la responsabilidad ampliada del productor y garantizar un alto nivel de

recuperación de los envases.

En enero de este año, el Gobierno Central indicó que tiene previsto realizar durante este año un estudio para evaluar las posibilidades y viabilidad de la implementación en España de un Sistema de Depósito, Devolución y Retorno.