Pello Apezetxea recibe el premio Txondorra Carbón Vegetal 2018

Apezetxea y el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron./
Apezetxea y el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron.

Se reconoce la labor del etnógrafo, etnólogo, escritor y sacerdote, natural de Goizueta y vecino de Etxalar

ALICIA DEL CASTILLO BORTZIRIAK.

Pello Apezetxea, etnógrafo, etnólogo, escritor y sacerdote, ha sido galardonado con el premio Txondorra Carbón Vegetal 2018 de la Asociación de Amigos de Olen- tzero.

En un acto celebrado en el salón de recepciones del Ayuntamiento de Pamplona, Apezetxea recibía de manos del alcalde, Joseba Asiron, la figura en forma de carbón elaborada por Benito Goñi con madera, metal y gres, y que le distingue como persona relevante en el estudio y difusión de la cultura popular.

En su intervención, tras recibir el galardón, Pello Apezetxea afirmaba que «empecé a aprender a escribir a los 50 años» con una labor dedicada a «dar a conocer nuestra manera de ser, nuestras costumbres, nuestras casas, y nuestra lengua». En este sentido, lamentaba que «el euskera no está visto a veces bien ni siquiera por los euskaldunes», y agradecía «lo que hagamos a favor del euskera y lo que hagan los que tienen cargos públicos». Ha destacado que «seguiremos luchando», porque «hay algunos que están, no solo no apreciando, sino incluso como si fueran enemigos del euskera». El primer edil de Pamplona calificaba a Apezetxea como «un representante digno de toda una generación que hizo una labor ingente por estudiar y recuperar tradiciones y costumbres de nuestros pueblos que, o bien estaban ya desaparecidas o estaban a punto de hacerlo». Opinaba que este galardón «quiere ser también un reconocimiento a todas aquellas personas que voluntariamente, sin otro fin que el de su amor por nuestra cultura, han dedicado su vida al estudio, la promoción y la recuperación de la cultura tradicional».

Aún en activo

Pello Apezetxea Zubiri nació en Goizueta un 2 de junio de 1932. Es cura en Etxalar, miembro de honor de la Academia de la Lengua Vasca-Euskaltzaindia (desde 2004) y presidente de Ttipi-Ttapa Fundazioa (federación de asociaciones en defensa de la normalización del euskera que impulsa diversos medios de comunicación). Apezetxea es también un prolífico escritor. Ha publicado varias obras con su localidad de acogida como hilo conductor, desde su historia general, hasta la de la parroquia o las casas/familias de la localidad. También ha firmado artículos en revistas como 'Cuadernos de Etnología y Etnografía de Navarra'.

En todo este tiempo se ha mantenido en activo, y en estos momentos se encuentra realizando un trabajo de documentación de estelas funerarias, un ámbito de interés que inició ya a finales de los años 60 al contemplar cruces de las sepulturas y las estelas colocadas fuera del camposanto de Etxalar, entonces en obras. Doce de ellas fueron a parar al viejo cementerio junto a la iglesia. Veinte años después, durante otras obras realizadas en el almacén del atrio de la iglesia, en la pared apareció una piedra redondeada, que resultó una hilarria, pero debajo y al lado había otras 75 más. Hoy son 85 las estelas que se pueden contemplar en el jardín.

El jurado del galardón ha estado compuesto por el alcalde, Joseba Asiron, y la consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera, además de Patxi Pérez, de la Asociación de Periodistas de Navarra; Javier Arteta, txistulari; Mikel Aranburu, coautor de un cómic sobre la figura de Olentzero; Roldán Jimeno, historiador y antropólogo, y Laura Igantzi, de la Asociación de Pastores en América. No es el primer etnógrafo premiado por la Asociación de Amigos de Olentzero.

En la primera edición se premió exaequo al pueblo de Lesaka y, a título póstumo, al fundador de las Juventudes de San Antonio, Andoni Santamaría. Además, en 2016 el galardón lo recibió el escultor y etnógrafo Joxe Ulibarrena, y el año pasado el premio recayó en el matrimonio formado por el etnógrafo Juan Antonio Urbeltz y su mujer Marian Arregi.