Partido serio del Beti Gazte que le vale para vencer 2-0 al Real Unión

Los jugadores gaztetxus intentan cortar un avance de un delantero unionista. /  TELLETXEA
Los jugadores gaztetxus intentan cortar un avance de un delantero unionista. / TELLETXEA

Tres veteranos volvieron a vestirse de corto después de estar un año sin jugar

TELLETXEA LESAKA.

Bonito, entretenido e intenso, fue el partido que disputaron en Mastegi el Beti Gazte y el Real Unión, correspondiente a la undécima jornada de la División Honor Regional, en el que se impuso el cuadro local por 2-0.

Novedades en las alineaciones, las hubo. En el once inicial local saltaban al terreno de juego Igor Gurrutxaga y Fernando Etxegarai, después de estar un año alejados por lesiones y luego en los minutos finales hizo lo propio Josu Sanjurjo. En el visitante, cubriendo la parte central de la zaga, lo hacía Gari Pagola, jugador que en las últimas temporadas, y en esta, ha estado ligado al equipo gaztetxu.

El partido fue muy competido entre dos equipos que buscaban los tres puntos, los locales para no meterse en los puestos de descenso, y los unionistas para asentarse en la zona media. Al inicio, pareció el Real Unión salir con más ganas, imprimiendo un fuerte ritmo, pero sin que llegaran a pasar apuros la zaga lesakarra. Tuvieron los visitantes alguna ocasión en balones sueltos que quedaron dentro del área, mientras que atrás contenían bien los intentos de penetración de los delanteros locales. El partido estaba siendo un tira y afloja y en siete minutos, del 23 al 30, el peligro estuvo en la portería visitante. En el 23, el colegiado anula un gol a los locales cuando ya lo celebraban, al indicar el juez de línea fuera de juego. Un minuto más tarde, buen pase al hueco sobre Ordoki, este coge la espalda a la defensa rival y se planta ante el portero y su disparo lo envía por encima del larguero.

Se cumplía la media hora, cuando Urki arrancaba desde el centro del campo y eludiendo a cuantos le salen al paso, se quedaba solo ante el cancerbero irundarra y sentenciaba poniendo el 1-0. Gol muy festejado, tanto por la importancia como por la calidad de la jugada. Con un tira y afloja se llegaba al descanso.

Presión local arriba

El Beti Gazte hizo mucho daño y creó peligro en la segunda parte, presionando arriba, incomodando a la defensa, a la que llegaron a robar varios balones. En el minuto 5, Urki se va de dos contrarios y regatea también al portero, pero su disparo a puerta vacía se va fuera. Un minuto después, en otra presión y con el portero fuera del área, Ordoki pugna con él, le desborda junto a la banda izquierda, el delantero local dispara a puerta y a punto esta de marcar el segundo, dando el balón en la parte superior de la red.

Hasta el cuarto de hora el Real Unión no inquietó la portería contraria, fue en un balón largo sobre el delantero centro, dribla a X. Arriola, se mete en el área, cede hacia atrás y un compañero dispara desde el lado opuesto y está a punto de marcar, saliendo a córner al dar en un contrario.

El Real Unión comete una falta, en la que el central vio la cartulina amarilla cuando los gaztetxus iniciaban una contra, la sacan metiendo el balón al área, siendo el remate repelido por el larguero quedándole el rechace al beratarra Iñigo Etxegarai, que lo aprovecha para mandar al fondo de la portería, 2-0.

El Beti Gazte seguía presionando arriba y poniendo en dificultades a sus contrarios y en seis minutos tuvieron tres ocasiones para matar el partido. En una de ellas, Urki se va hasta la línea de fondo, pase atrás a Ubiri y el disparo de este se va fuera. Un minuto más tarde, nueva presión y con el portero fuera del área, el Beti Gazte no sentencia. Los de Ibai Amezketa estaban siendo superiores, de ellos era el peligro, llegando mucho más arriba que sus rivales. En el minuto 28, buena contra de Urki que no la finaliza.

El entrenador local viendo el cansancio de su gente de arriba, que se desgastaron mucho en las presiones que ejercían a sus adversarios, comenzó a mover el banquillo. Al no seguir realizando la presión arriba, hizo que el Real Unión se sintiera más cómodo, moviendo con más facilidad el esférico, pero un bien plantado Beti Gazte impedía que le llegara peligro a Julen. Los de Irun no dispararon entren los tres palos hasta el minuto 38, siendo el balón detenido por el meta lesakarra. La mejor ocasión visitante llegó en el minuto 42, después de un claro fuera de juego, que luego le valió a Mikel Arriola la cartulina amarilla, única de los gaztetxus, por protestar, sacando el balón Oier bajo palos. El partido finalizó siete minutos después del tiempo reglamentario, con un Real Unión que buscaba el gol.

Alineación: Julen, X.Arriola, Fernando (M.Arriola m80), Olaizola, Pilloti, Igor (Sanjurjo m85), Ubiri, Etxegarai (Oier m77), Ordoki, Urki (Beñat m74), Ander Maia (Jonan m67).

 

Fotos

Vídeos