Con la mirada puesta en los ríos tras las intensas lluvias

En torno a las 11 de la mañana, el río Baztan a su paso por Elizondo alcanzó su nivel máximo de ayer. /  A.D.C.
En torno a las 11 de la mañana, el río Baztan a su paso por Elizondo alcanzó su nivel máximo de ayer. / A.D.C.

Ayer se cerró la carretera NA-1210 entre Ventas de Igantzi y Ventas de Etxalar por riesgo de desbordamiento del Bidasoa

ALICIA DEL CASTILLO BAZTAN-BORTZIRIAK.

Las intensas lluvias durante toda la noche y la jornada de ayer, hicieron subir el caudal de los ríos y muchos vecinos de la comarca no le quitaron ojo, aunque no se llegó a alcanzar el nivel de prealerta.

Por la tarde, en previsión de que las lluvias continuasen, se cerró la carretera N-1210 entre el punto kilométrico 39,700, Ventas de Igantzi y el 41,100 Ventas de Etxalar, por riesgo de desbordamiento del río Bidasoa. El nivel de agua en torno a las seis de la tarde era de 4,57 metros en Endarlatsa, por lo que se activaba el nivel de seguimiento (a los 4 metros), y no se llegaba por poco al de prealerta (5,70) ya que a las tres de la tarde alcanzaba los 4,789 metros. Aguas arriba, en Legasa, otra estación de aforo indicaba un nivel de 3,11 metros a las seis de la tarde y con una tendencia estable, por lo que también se activaba el nivel de seguimiento (a partir de 2,80 m.) sin alcanzar los 4 del nivel de prealerta.

Por la mañana muchos no podían dejar de mirar el río Baztan, que preocupaba y estaba a punto de entrar en situación de preemergencia, según el plan de actuación municipal del Ayuntamiento de Baztan, pero a partir del mediodía empezaba a bajar el caudal del río y no era necesario.

Las precipitaciones caídas ayer eran ligeramente superiores a las previstas, alcanzando los 70-80 l/m2 en la cabecera del Bidasoa. Unido a una ligera subida de las temperaturas generaba unas crecidas en los ríos que se pueden calificar como ordinarias, aunque también ligeramente superiores a las previstas.

Nieve

El Gobierno de Navarra recomienda circular con precaución por la red de carreteras de la Comunidad foral ante la posibilidad de nevadas que darán lugar a acumulaciones de 40 centímetros por encima de los 800 metros en el Pirineo, de 10 a 15 centímetros en el centro por encima de 500 metros y de 4 centímetros en el noroeste por encima de 500-600 metros; además de lluvias de 40 mm en 12 horas y rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora en la vertiente cantábrica.

Desde ayer por la tarde se desplegaba un dispositivo de 75 quitanieves en las próximas horas (contando medios propios y los aportados por las concesionarias de la Autopista de Navarra y las autovías del Camino y del Pirineo), que se elevaba hasta 85 máquinas desde las 05.00 horas de hoy jueves, momento para el que las previsiones meteorológicas indican mayores precipitaciones.

El pronóstico meteorológico de AEMET mantiene para las próximas horas el nivel de alerta roja por nieve en el Pirineo de Navarra y naranja para la zona centro de la Comunidad Foral. De hecho, se mantiene en el Pirineo navarro la fase de preemergencia por nevadas en la Comunidad Foral declarada ayer por la directora de Protección Civil, Isabel Anaut. Mientras duren las previsiones de riesgo de temporal, además de la información sobre afecciones al tráfico disponible en la página web, y en el teléfono de atención automática 848-423500, y el visionado de cámaras en directo que ofrece la citada web, podrá conocerse la información actualizada del estado de las principales carreteras navarras en la cuenta de Twitter de Policía Foral.

Tráfico

Patrullas de la Policía Foral intervenían la noche del martes al miércoles para atender a un vehículo que había quedado atrapado en la nieve al cruzar el puerto de Artesiaga, a la altura del kilómetro 14. En el vehículo viajaba una pareja de Bizkaia que daba el aviso al 112. Patrullas de Elizondo recibían el aviso y acudían al lugar. Se le colocaban las cadenas al vehículo y se retiraba la nieve de la calzada con una pala para que pudieran dar la vuelta. El vehículo descendía de nuevo el puerto y al llegar a zona sin nieve se le retiraban las cadenas para que pudiese continuar con normalidad.

Ayer por la tarde tenía lugar un accidente entre dos turismos y un camión en la carretera N-121-A, sin heridos de gravedad, y que era atendido en primer lugar por Policía Foral y después por Bomberos y personal sanitario. Se originaban algunas retenciones y Policía Foral regulaba el tráfico.

 

Fotos

Vídeos