Un gol en el minuto 95 le da la victoria al Doneztebe

Oier Aldave que conduce el balón fue el más regular de los locales./
Oier Aldave que conduce el balón fue el más regular de los locales.

Se impuso al Lezkairu 4-3 después de ir siempre por detrás en el marcador

TELLETXEA DONEZTEBE.

Increíble victoria de los doneztebarras ante un Lezkairu que sorprendió en el inicio con dos goles en los primeros 10 minutos. Los dos goles sucedieron de la misma manera, en sendos contraataques, siendo el primero de ellos de bella factura. Ambos goles dejaron muy tocados a los locales y en toda la primera mitad no supieron hacerle mucho daño a los del Lezkairu, y además hubo alguna que otra intentona peligrosa de los visitantes, pero, sin embargo, ya no se movió el marcador hasta el descanso.

La segunda mitad fue otra historia, el Doneztebe salió decidido a darle la vuelta al marcador, y pronto se vió que el Lezkairu se metía atrás y los de casa generaban bastante peligro por las bandas. De ahí vino el primer gol en el minuto 63. Una buena combinación en la banda derecha, con un estupendo centro desde la línea de fondo hacia el corazón del área, lo remataba de forma inapelable un buen Xabier Erasun. El segundo gol, dos minutos más tarde, tuvo el mismo protagonista. De nuevo vino la jugada por la parte derecha y remate de idéntica forma por parte de Xabi. Era el empate a dos y se mascaba la remontada, pero lo que son las cosas, en un balón despejado prácticamente por parte de los rivales a la zona defensiva donezteberra, recibe un delantero del Lezkairu y es trabado dentro del área por Jon, originando pena máxima. Este fue el tercer gol, y la capacidad de reacción del conjunto local quedó en entredicho.

Sin embargo, se dice que la fe mueve montañas. El Doneztebe jugó los últimos minutos con un doble 9, estó fijó mucho a la defensa foránea, y las ocasiones seguían viniendo por las bandas. Ya en el descuento, minuto 91, Borja caza un balón suelto, rebota en el portero y el rechace es enviado al fondo de la portería por Mikel. Era el empate a tres, y en esa misma jugada se lesionó el cancerbero del Lezkairu, que tuvo que ser trasladado al centro hospitalario. Esto desquició aún más a los de fuera y en la última jugada del partido, Ibón recibe un balón dentro del área y es trabado claramente por el defensa, y el correspondiente penalti lo transformó Jon.

Los puntos a la Regularidad fueron para: Oier 3, Erasun 2 e Irail,1

Alineación: Sergio, Oier, Fermín, Julen (Mikel), Jon, Iñigo, Adrián (Irail), Ibón, Borja, Jaime, Erasun (Marcos).

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos