Jubiloteca, en las jornadas sobre envejecimiento activo y saludable

Garro explicó la experiencia de la Jubiloteca en Bortziriak./
Garro explicó la experiencia de la Jubiloteca en Bortziriak.

La trabajadora social Edurne Garro explicó el proyecto el martes en el Baluarte de Pamplona

ALICIA DEL CASTILLO BORTZIRIAK.

En 2008 la Mancomunidad de Servicios Sociales de Bortziriak planteó la creación de una Jubiloteca, que funciona desde 2011 en la comarca y que ahora es modelo de buena práctica. Por ello el martes la trabajadora social Edurne Garro expuso la experiencia en la jornada sobre envejecimiento activo y saludable en Navarra que se celebró en el Baluarte de Pamplona.

No hay que olvidar que en el año 2030, el 30 % de la población navarra será mayor de 65 años, de ahí que «promover el envejecimiento activo y saludable es una tarea conjunta de administraciones, profesionales, entidades sociales, empresas y personas».

Con esta jornada se pretendía dar a conocer el desarrollo del Plan de Acción 2018-2019 de la 'Estrategia de Envejecimiento Activo y Saludable de Navarra'; informar sobre la próximas convocatorias de subvencionespara 2019 que los distintos Departamentos del Gobierno de Navarra destinan a promover y fomentar el envejecimiento activo y saludable y, sobre todo, conocer, debatir e intercambiar experiencias sobre el tema. Tras la presentación del día y del Plan de Acción Global, se presentaron las experiencias y buenas prácticas del Centro Municipal Personas Mayores en Berriozar, el pacto por el Barrio de San Juan de Pamplona; Corella Amable, Jubiloteca de Bortziriak, Valle de Salazar: la actividad física suma calidad a tu vida y asociación La Ribera de Tudela: Saber envejecer, envejecer activo.

Jubiloteca

Desde su creación la jubiloteca pretende ser «un espacio de cuidado de calidad y de tiempo libre donde ancianas y ancianos pueden disfrutar de la cultura, el ocio y las relaciones sociales». Entre los objetivos generales está el fomento de la autonomía y «la prevención de la dependencia» y entre los objetivos específicos, «fomentar la socialización, incrementando las relaciones interpersonales, así como retrasar el progresivo deterioro físico de la persona mayor con la práctica de ejercicios de mantenimiento».

También se cuidan las capacidades cognitivas «para retrasar su deterioro el mayor tiempo posible a través de actividades que trabajan la orientación, la memoria, el lenguaje, cálculo...». Y se intenta «prevenir el desarraigo de la persona afectada con respecto a su familia y su entorno físico y social».

Entre las actividades que se realizan están las de mantenimiento físico, con estiramientos, ejercicios de coordinación motora, de equilibrio, para los que se utilizan aros y balones. Y para las de mantenimiento mental se lleva a cabo la estimulación cognitiva con ejercicios de concentración, atención, codificación, retención, razonamiento y orientación. Para el mantenimiento relacional o social se interactúa entre los participantes del taller «para sentirse miembro de un grupo y salir del aislamiento en el que se encuentran algunos ancianos».