El Gure Txokoa fue superior al Urnieta, rival directo, al que le endosó un 4-0

Los locales fueron superiores en el centro del campo y el equipo lo notó. /  FOTOS TELLETXEA
Los locales fueron superiores en el centro del campo y el equipo lo notó. / FOTOS TELLETXEA

Tercera jornada consecutiva de los de Bera sin perder

TELLETXEA BERA.

Segunda victoria consecutiva del Gure Txokoa y tercera jornada sin perder, que le sirve para seguir luchando por eludir los puestos de descenso y abren un hueco de siete puntos sobre sus máximos rivales, Mariño y Orioko y empatan al rival del pasado sábado y al Dunboa, que perdió en casa ante el Mariño.

La victoria conseguida en la jornada anterior en Lasarte ante el Ostadar, tenían que hacerla buena ante un rival directo, el Urnieta, y el sábado en Matzada el cuadro local se mostró superior a los visitantes. El resultado quedó corto, ya que los de Javier Escagües dispusieron de ocasiones claras para haberle endosado una mayor goleada, pero fue un partido en el que los de casa no tuvieron fortuna. Bueno, sí que la tuvieron nada más ponerse en balón en juego. No se había llegado al medio minuto, cuando el Urnieta después de sacar del centro del campo llega a las proximidades del área del Gure, un delantero después de darle el balón en la mano, delante del colegiado, le deja a un compañero que desde el borde del área envía un potente disparo que se estrelló en la cruceta. De lo que pudo ser el 0-1 se pasó un minuto más tarde al 1-0. Mikel Aldazabal saca de atrás un balón largo arriba sobre Esnaola, éste se va por velocidad, dribla 3 veces a su oponente, centra y Rubén de cabeza remata dentro del área al fondo de la portería.

El Gure se fue haciendo dueño del juego, el centro del campo era de los de casa y distribuían buenos balones arriba sobre los delanteros que creaban peligro en las proximidades del área. El segundo gol de los de Bera llegaba en el minuto 10, cuando Iker realiza un saque de banda largo, Rubén lo peina en el primer palo y Aimar de cabeza hace el 2-0.

El peligro durante la primera parte estuvo en la portería del Urnieta, mientras que Txanke no tuvo que intervenir en este periodo. Se cumplía el cuarto de hora, cuando el Gure tuvo una buena ocasión para hacer el tercero. Aldazabal mete al hueco sobre Esnaola, se interna y el disparo cruzado ante el portero sale rozando el poste. El equipo local seguía controlando el juego, sus adversarios no conseguían hilvanar ninguna jugada, ya que sus intentos de meter el balón arriba eran cortados en el centro del campo y si no por una segura defensa.

Después de dos saques de banda consecutivos favorables a los de casa, el balón finalizaba en córner en el minuto 31, lo lanzaban cerrado y el primer remate lo sacaban los guipuzcoanos sobre la misma línea de gol y el posterior rechace lo volvía a mandar el Gure al palo contrario y lo sacaban inextremis, donde los jugadores locales pidieron gol. Eskudero en el minuto 37, controla el balón fuera del área y lanza un potente disparo que lo toca en primera instancia el portero y posteriormente lo repele el larguero. Esnaola que estaba siendo más rápido que sus oponentes, en el minuto 40, se iba por velocidad, encarando al portero y no se atrevía a disparar con la zurda y finalmente un contrario le rebañaba el esférico. Antes de que se llegara al descanso, minuto 42, un balón suelto a la altura de los tres cuartos le queda a Aldazabal, lo controla y manda un potente disparo a puerta que se cuela entre los tres palos y pone el 3-0. Resultado corto con el que se fueron al descanso, ante las ocasiones que tuvieron.

Balón al poste y penalti

Pese al resultado favorable, el Gure salió decidido a ampliar la ventaja y en el primer minuto dispuso de la primera ocasión. Jugada por el lado derecho del ataque local, el centro le da un pequeño bote a Aldazabal que mete la cabeza y su remate da en la cepa del poste. En el minuto 3, balón por el lado izquierdo donde tocan dos jugadores locales, finalmente le queda a Aimar, que controla, se mete en el área y le dribla un contrario, señalando el árbitro el correspondiente penalti. Esnaola se encarga de lanzarlo, lo tira al centro y el portero estuvo a punto de rechazarlo al darle con el pie cuando se tiraba para un lado, 4-0.

Bajaron de intensidad los de Bera, sobre todo a raíz de los cambios realizados. Siguieron controlando, pero ya no era tan claro el dominio ni las ocasiones. El Urnieta, hasta la parte final, poco o nada hizo en ataque, no tirando a puerta hasta el minuto 30, saliendo el disparo desde fuera del área por encima de la portería defendida por Txanke. En el 35, un delantero visitante disparaba entre los dos centrales del Gure y salía desviado.

Rubén estuvo a punto de hacer el quinto en el minuto 37, pero no tuvo suerte. En un balón arriba se mete entre el último defensa y el portero, saliendo su remate de cabeza pegado al poste. Ya con el tiempo cumplido, el Urnieta quiso poner a prueba al portero local, primero con un potente disparo que lo rechazó a corner y en la última jugada del partido, en el saque de una falta rasa en la que Txanke metía bien los puños y la rechazaba.

El próximo partido se prevé interesante, ya que el Gure Txokoa visitará al Mariño, rival directo de los beratarras.

Alineación: Txanke, Iker, Arozena, Irazoki, Jon, Julen (Otaño m67), Aimar, Eskudero (Oses m76), Rubén (Bittor m83), Aldazabal y Esnaola (Amantegi m60).